domingo, mayo 28, 2006

El WC y la catarsis del alma

Muchas veces me han preguntado en qué época de la historia me hubiese gustado haber nacido. Siempre respondo si chistar: “en la actual”. ¿Los motivos? Los analgésicos, los refrigeradores, y el cuarto de baño. Me detengo en este último, el más importante de los tres. En los baños se concentran cuatro grandes inventos de la humanidad, a saber, el WC, el papel higiénico, la regadera (o ducha, como dicen en España) y los desodorantes. Imaginemos a las nobles señoras de la época de Luis XVI con sus caudaloso vestidos defecando en una letrina o en un bacinica. ¡Guácala! Napoleón, dueño de la mitad de Europa no gozó de la sofisticación de un excusado. César Augusto, señor del mundo Occidental, hacía “sus necesidades” en un cuartito que no por estar cubierto con mármoles era más higiénico que un modesto baño de hotel cuatro estrellas. El agua corriente, el drenaje, el papel higiénico (y en algunos países el bidet) revelan nuestra naturaleza espiritual. Nosotros no nos identificamos con nuestros desechos, nos desprendemos de ellos y hemos de ocultarlos porque nos recuerdan que a pesar de nuestra racionalidad, el cuerpo nos tira para abajo en el sentido más vulgar del término.

Destruir nuestros desechos es un imperativo biológico. Nos provocan asco porque nos dañan y no al revés. El asco actúa como mecanismo de defensa contra de las enfermedades provocadas por un descuidado manejo de las heces. Los animales, supongo, son más fuertes que nosotros y por eso los perros olisquean su mierda. Los niños también la huelen, pero en el caso del homo sapiens esos jugueteos dañan la salud, al menos más que la del perro.

Defecar es un tipo de purificación. De esta catarsis depende nuestra vida. Siempre tenemos que rendir tributo al intestino. Ni el amor de una mujer, ni la filosofía, ni la riqueza, ni la ciencia, ni el poder, ni la poesía nos emancipan de nuestro bajo vientre. Aristóteles, Pascal, Benito Juárez, los papas, Newton, Bill Gates, Pablo Neruda, todos los seres humanos apestamos en esos instantes siniestros. En el momento más inoportuno el aguijón de la carne nos cobra su factura. Por eso todo lo que contribuye a amortiguar tan pesada carga implica una purificación física y una purificación espiritual.

Moraleja: los baños revelan el estado del espíritu.

14 Comentarios:

Blogger prophet dijo...

yo respondo de la misma forma a la pregunda dáda en un inicio
definitivamente la fecha actual es la mejor para vivir
ya habia pensado en lo del baño... pero no tan a detalle... c'mon!

11:32 p. m.  
Blogger Guillermo dijo...

Sí, el asco es el último resguardo de la metafísica.

12:01 a. m.  
Blogger Miguel Tormentas dijo...

encuentro este post demasiado platónico, por contraste me viene a la mente una bella conferencia de suzuki roshi acerca de practicar el zen en el lavabo

12:44 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Es sobre todo molesto cuando uno camina por la calle y necesita aguantarse hasta llegar al Sanborns más cercano. En este sentido Sanborns es patrimonio nacional.
Pero lo peor es cuando uno está de visita en casa de la novia y el sanitario está cerca de la sala, donde está toda la familia. Tiene uno que concentrarse para que el ruido no sea obvio. Yo he tenido poco éxito al respecto.

5:53 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Un tip para esta clase de situaciones: colocarse una toalla sobre las piernas, para amortiguar los malos sonidos. Es indispensable además la cajita de cerillos, para disipar cuanto antes los pestíferos olores, no sea que al suegro o la suegra se le ocurra entrar justo después de que uno ha hecho su gracia.

6:01 a. m.  
Blogger Mariana dijo...

dr. zagal, tienes un blog y yo no lo sabía! oh, por dios! has caído, eres una víctima más de la blogósfera. por cierto, me gusta mucho tu blog.

de lo del baño... bueno, un par de comentarios:

1. dicen que si tienes problemas para "desenamorarte" de alguien, te lo imagines defecando y asunto arreglado.

2. métete a http://www.juliocortazar.com.ar/obras.htm
y busca "lucas, sus pudores" (está casi hasta abajo), es probablemente el mejor cuento que he leído sobre el tema.

amo a cortazar

10:45 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Yo me divierto mucho cuando mi perrito comienza a dar de vueltas alrededor de un arbolito y hace sus necesidades. La naturaleza es sabia.

10:57 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

En un conocido Instituto de Mexico City...
Los asistentes de investigación, después de la empachosa y suculenta comida a que nos tienen acostumbrados, tenemos que pasar en turnos al sanitario. Hay uno entre todos que es el más asqueroso, pero no se vale decir nombres...

11:08 a. m.  
Blogger pincheorate dijo...

las heces estan formadas en su mayor parte por Bacteroides fragiis (en cursiva) una bacteria que se reproduce en nuestro interior (entre otras). Estas bacterias dependen enteramente de nosotros; si tomamos alcohol en exceso, si nos desparacitamos, si tomamos laxantes, etc. Su universo se altera completamente. Igual que el nuestro se altera con tsunamis, terremotos, rayos, etc... tenemos un pequeño universo en la tripa y somos amos de el.

2:41 p. m.  
Blogger Rodrigo dijo...

Tu estimado asistente te puede contar algo de ese tipo de purificaciones.

6:22 p. m.  
Anonymous El sofista enmascarado dijo...

Hay que considerar –y retomando el comentario del baño de la novia, el ruido y todos esos finísimos comentarios – que en la gloriosa Edad Media uno no podía tapar el baño de la novia o quedarse sin papel una vez adentro.

Yo conozco a un sujeto que, viéndose en tan embarasoza situación, usó sus calcetines como higiénico –qué contradicciones da la vida – y tapó el baño de su reinita.

El deseó fervientemente haber nacido en el medievo porque no hubiera tenido ni que limpiarse.

Todas las aspirinas y paracetamoles del mundo administrado no lo ayudaron en ese trance.

No vayan a creer que soy yo. Fue un amigo, que yo conozco. No digo su nombre porque se enoja.

8:38 p. m.  
Anonymous El sofista enmascarado dijo...

Bueno hay que considerar que uno podía sencillamente caerse en el baño de la novia y morir entre mierda merovingia.

8:41 p. m.  
Anonymous b13 dijo...

Apoyo al sofista enmascarado. hay mierdas que solo pasan en esta era.
Sì. el WC es necesario, pero lo demas no es tan tracendental para nuestra vida.

Creo que la gente se baña más de lo necesario. El desodorante tampoco es del todo necesario. O tal ves para algunas personas sí.

Bueno, tuve viendo un rato el blog y creo que solo en este pondré un comentario.

3:04 p. m.  
Anonymous b13 dijo...

A vaya mierda. Es necesario aprobación para poner un comentario?

3:05 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal