miércoles, mayo 17, 2006

La mala fama

¡Ay mi vanidad! Un tal Mauricio Ibarra me acaba de pegar muy duro en un artículo publicado en "Enfoque" de Reforma el pasado 14 de mayo. Como sufre mi orgullo herido... Lo peor es que no he tenido tiempo de responder. A todos nos gusta escribir, pero no que nos critiquen. "Vanidad de vanidades y todo vanindad". Espero responderle este domingo o el próximo. Habrá sangre.... Dejo el blog para trabajar.

Digo en mi descargo que no hay nada más tramposo que mirar el detalle y perder de vista el conjunto.

¿Qué parte de infierno le toca a los escritores vanidosos? (¿Exste alguno que no lo sea?).

9 Comentarios:

Blogger pk dijo...

"Vanidad de vanidades... nada nuevo bajo el sol." Me suena, sí... Además me gusta. (Cohelet?)
El infierno de un escritor podría iniciar con él siendo manco...
Y sí, ìnge su ma' el fuchibol.
Saludos

11:25 a. m.  
Blogger El Serch dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

11:58 a. m.  
Blogger El Serch dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

12:12 p. m.  
Blogger Hector Zagal dijo...

PK:
Cohelet, así es...

Serch:
¡Sangre! ¡sangre! Al fin y al cabo no es la tuya.
HZA

12:33 p. m.  
Blogger El Serch dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

1:00 p. m.  
Blogger Guillermo dijo...

No hay infierno para los escritores famosos, pero en el noveno, donde están los traidores, al menos los que traicionan a sus amigos, las cabezas que flotan sobre el fango se niegan a gritar su nombre para que incluso después de la muerte no afecte a su fama las malas acciones que realizaron. Bien, ¿no?

12:26 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Bien merecido...

6:13 a. m.  
Blogger Hector Zagal dijo...

¿Qué parte del infierno le corresponde a los escritores anónimos?

10:55 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Chaaale, eso calienta!!! Duro contra él...

11:44 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal