sábado, junio 10, 2006

El que piensa pierde

Hoy invité a mi madre a y uno de mis sobrinos a comer al Bistro Mosaico, uno de mis restaurantes preferidos. Como entrada, ordenamos un paté de berenjenas, que regresamos, pues no las habían desflemado correctamente y sabían amargas. El chico pidió una pasta con tomate cherry, que disfrutó, aunque la porción le pareció ridículamente pequeña. Es lógico, está en la prepubertad y come en cantidades pantagruélicas. Traté de consolarlo con el refrán “Exquisito, pero escasito”, y, obvio, la idea no le consoló. (“Zagal tacaño, le hubieras pedido más” ─Claro, como ustedes no pagan la cuenta. ─Zagal, las ideas no consuelan. ─La bancarrota tampoco…).

Mi madre comió un pollo en salsa de pimienta verde, mediocre y desconsolador. A la hora de elegir el plato fuerte, mi primer impulso fueron las lentejas con pato, pero al ver las lista de sugerencias del día comencé a devanarme los sesos para elegir algo nuevo y simpático. Entre los platos había raya en salsa de alcaparras. Nunca antes la había probado y tenía la corazonada de que no me iba a gustar a pesar de que el pescado me encanta; total, que la pido y no me gusta nada, sencillamente me dio asco. Apenas toqué el platillo que, para colmo, venía bien servido.

No es la primera vez que me sucede algo así: debo confiar más en mis intuiciones. Cuando titubeo suelo equivocarme; aunque sea capaz de justificar con una multitud de argumentos mi posición, he de fiarme más de mi corazonadas, de esas primeras impresiones, lo demás es autoengaño.

Un ironía de la vida, horas antes había leído un discurso de graduación donde elogiaba las bondades del racionalismo. “Hay que formar cabezas. Formar cabezas no es formar corazones, pero si no formamos la cabeza de los inteligentes, sus corazones se pierden”. Bonita frase, lástima que soslayé en mi arenga el papel de las intuiciones para la vida, al menos para la vida práctica, al menos para elegir comida en un restaurante.

Llegaron los postres. Una de las cucharas estaba sucia. ¡Chin!, y yo que pretendía convertir a mi madre en fan de este bistro.

25 Comentarios:

Anonymous Gilles Deleuze dijo...

Penser n’est jamais l’exercice naturelle d’une faculté.

1:11 a. m.  
Blogger Miguel Tormentas dijo...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

1:13 a. m.  
Blogger Miguel Tormentas dijo...

a) yo no sabía que existía la "raya", ¿tiene algo que ver con la mantarraya?
b) ¿qué tal si esta raya en particular es la que estaba mal preparada? ¿cómo saberlo?

1:14 a. m.  
Blogger El Serch dijo...

Yo opino que el Doctor nos invite a comer a ese Bistro, si no, de perdida al Buen Bife.

1:53 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

No se complique la vida Doctor. Mejor vaya a la estación del metro Mixcoac y pruebe los tacos de chicharrón prensado del primer puestecito si viene de Revolución para Insurgentes. Son una verdadera delicia.

4:29 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Y por demás, por eso nos gusta este bló, porque hacemos filosofía, teología y política con intuiciones y corazonadas, a la mexicana. Qué flojera pensar.

4:32 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

¿PENSAR? ¿QUE ES ESO?

2:28 p. m.  
Blogger Hector Zagal dijo...

1) "Al de los tacos de chicharrón prensado": sepa, jovencito lector, que poner en riesgo grave la salud propia es un pecado. ¿Tiene idea de la cantidad de amibas que pululan en ese puesto? Se pueden ver a simple vista.
2) Sergio, cuando sea rico cuente usted con la invitación y, mientras tanto, le invito un café.
3) "Raya", me parece, es un tipo de mantarraya. Jamás saldré de la duda sobre su sabor: nunca más la probaré.

3:21 p. m.  
Blogger El Serch dijo...

Doc.

Le acepto el café. Por cierto, le sugiero para un post, una guía mínima de lugares a donde comer-cenar QUE NO CUENTEN CON PANTALLAS DE TELEVISIÓN PARA VER LOS PARTIDOS DEL FUCHIBOL!!!!

Muchos se lo agradeceremos.

3:56 p. m.  
Blogger El Serch dijo...

claro, que los precios sean razonables y el menu estupendo.

3:56 p. m.  
Blogger Justo Medio dijo...

En ese bistrot hacen muy ricos los riñones. Y creo que es de los pocos que respetan el concepto 'bistrot'.

9:18 p. m.  
Blogger El Serch dijo...

REcientemente un amigo me invitó a un Bistro que está en av. de la paz, sí ahí merito en San Angel.

Estupendo, pero creo que tienen problemas con los corchos de los vinos porque los dos que nos dieron estaban mal. Fuchi!

Doc, por fa, publique lo que le sugiero, sí????

Reciba indulgencias plenarias, cortesía de mi amigo El Bene XVI

9:50 p. m.  
Blogger Miguel Tormentas dijo...

honetamente el doctor zagal es mejor que oscar mario miramontes, o como se llame el que hace las guías

3:18 a. m.  
Blogger Enrique G de la G dijo...

Pues si estamos pensando en la misma universidad, ayer encontré egregios miembros de la Facultad de Filosofía en Nürnberg: alumnos, exalumnos, profesores... y supe también de una profesora que andaba por allí. Y no estaban precisamente en la biblioteca ni en la casa de Dürer sino en el Pabellón Televisa. Hay material fotográfico para atestiguarlo. Corazonadas...

9:52 a. m.  
Blogger El Serch dijo...

Es Mario Beteta, justo medio, es Mario Beteta.

11:07 a. m.  
Blogger El Serch dijo...

Es Mario Beteta, justo medio, Mario Beteta.

11:07 a. m.  
Blogger Justo Medio dijo...

No es cierto, yo no soy Mario Beteta

1:36 p. m.  
Blogger El Serch dijo...

No no. Digo que Mario Beteta es el que reseña los restaurante y tiene esa guía de "los mejores restaurantes" y no se qué.

Y usté es "Justo medio".

1:56 p. m.  
Blogger RACHE dijo...

Doctor, qué decente que no hablo de la "cena" de graduación ¡Ay qué raquítico! ¡Ay qué frio! Ni Exquisito, pero escasito. Casi me da un soponcio carajo.

Hablo sólo de la cena, lo demás estuvo requetebien: buena gente, buen ambiente, whisky, adecuado...

Bueno, ahora que lo recuerdo, ¡me robaron mi camisa! de suerte llevaba la verde abajo para ver el partido después ¡Qué gente tan mala! ¡mi camisa!

Hubieran ido todos, se la perdieron...

5:48 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Enrique G de la G, (y Zagal, por supuesto),

Te das cuenta de la responsabilidad que implica tu nombre? Sabías, Enrique, que hay toda un grupo de seguidores de la susodicha G?

Y Héctor, sabías que este soberbio grupo se reúne en el Mosaico?

Tal vez TU eres su lider, y Jorge G. Castañeda es solo un "decoy"...

A decir del Tempestades...como saberlo???

10:23 p. m.  
Anonymous Cándido dijo...

Sr. Anónimo,
¿Será cierto que las opiniones
filosóficas y teológicas de pensadores insignes como el Doctor, el Caballero de la Fe, la Bestia y el Serch estén fundadas sólo en intuiciones y corazonadas?

3:55 a. m.  
Anonymous alonso el numerario dijo...

who knows

7:49 a. m.  
Anonymous El código de Rodin dijo...

Yo, el pensador de Rodin 498, les digo que esto está más complejo que diez Códigos de Leonardo.

Por cierto ¿Alguien me explica porqué la muchacha no pudo caminar sobre las aguas al final de la película?

Ahi va el código. Entrados es suspicacias, yo no estoy muy seguro de que Zagal exista. Creo que es una invención de la secta brasileña vecina de los del Borrego Viudo.

Esto huele peor que treinta niños bajo un domo.

11:07 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Hello! I know this is somewhat off-topic but I needed to
ask. Does running a well-established blog such as
yours require a large amount of work? I am brand new
to blogging however I do write in my diary daily. I'd like to start a blog so I can easily share my own experience and views online. Please let me know if you have any kind of recommendations or tips for brand new aspiring blog owners. Appreciate it!

My blog; www.vub.ac.be
Also see my web page :: cyberwizard.de

7:03 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

I constantly spent my half an hour to read this webpage's articles or reviews daily along with a cup of coffee.

Feel free to visit my blog: weight loss 5 pounds

4:32 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal