martes, julio 18, 2006

Querido lector...

He considerado seriamente censurar los comentarios a este blog. Algunos de ellos comienzan a darme flojera y poco o nada contribuyen a la instrucción y formación de la juventud estudiosa que frecuenta esta bitácora electrónica. En realidad, no debería extrañarme, bien lo advierte la Escritura Sagrada: “El número de necios es infinito” (cito de memoria). Sin embargo, finalmente he decidido mantener abierto este espacio , entre otros motivos porque no sé manejar todas las opciones de los blogs y en una de esas capaz de que borró mi anotaciones. Que conste: no me comprometo a seguir permitiendo todo tipo de comentarios.

9 Comentarios:

Anonymous Los opositores dijo...

Vientos huracanados. Eso quiere decir que en adelante podemos hablar en serio, aunque pensemos por completo de manera distinta. Esperemos que por ser opositores no se nos cuente entre el número de los necios.
Regresemos pues, a la argumentación seria y adulta.

4:14 a. m.  
Anonymous alonso el numerario dijo...

yo propongo sustituir la censura por una ética de la lectura, donde cada cibernauta lea los comentarios para los que se considere con el criterio suficiente para asimilar y/o contrastar con su tradición cultural

8:46 a. m.  
Anonymous Enrique Alonso "Cachirulo" dijo...

El enigma es el siguiente:
Si la censura anunciada que el Dr. Zagal va a ejercer tiene que ver con las payasadas, los albures, las leperadas y las calenturas que contaminan a la juventud (como si los púberes no le dieran mil vueltas en albures al Dr. Zagal o como si no navegaran por páginas XXX antes de darse una vuelta por el blog), o si esto es para él lo de menos.
Si lo último es verdad, tenemos de que preocuparnos: la censura será aplicada con todo rigor a los que, con poco tino y gracia, han expresado ideas filosóficas, políticas y religiosas distintas.

11:03 a. m.  
Blogger El Serch dijo...

Bueno Dr. También puede verlo así: muchos comentarios accesorios le dan buen raiting.

Claro que calidad es mejor que cantidad, ¿no? Un saludo

11:26 a. m.  
Anonymous el sofista amedrentado dijo...

Yo lo he considerado todo. Todo. Ahora tengo miedo y comentaré de tal modo que no me censure.

¿Este requiere censura?

5:01 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

What a great site, how do you build such a cool site, its excellent.
»

10:53 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

I find some information here.

8:57 p. m.  
Blogger Garcín Altoalcázar dijo...

Dos aves vuelan sobre los campos sembrados y crecidos. Las espigas resplandecían al sol de la tarde. Un pajarraco pregunta a otro:
--Eso de allá, ¿no es para que nos vayamos?
--No, viejo --responde el que, ya se ve, tiene más experiencia, el viejo lobo de mar. ¡Qué va! Sólo es un señalizador que indica dónde hay comida.

Después de mostrarle lo inofensivo del guiñapo de trapo a su pupilo, el monje-pajarraco empieza a comer.

Moraleja:
Dr.:
Con todo respeto, si quiere que la gente haga algo, prohíbalo.
Pregúntele si no a Dios: cómo le fue con Adán y Eva.

Contra los pronósticos, creamos en la educación de los visitantes de este blog. A veces se puede confiar en los hombres. Aunque es un ejercicio peligroso. ¿Sabe: tratamos aquí con un lío no menor: la libertad?
Además: se las da de liberal, ¿no es cierto? ¿Qué hay, pues, con la "libertad de expresión" tan mentada, llevada y traída (creo que puede valer la pena, aún a precio de AMLO)?

Saludos,

JuanMa E. Glez de A.

2:01 p. m.  
Blogger Josemaría Llovet Abascal dijo...

Precisamente a eso se refería, Juan. A comentarios como el tuyo.

10:14 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal