miércoles, agosto 16, 2006

Cantado bajo la lluvia

La idiotez es soluble en agua. Basta una lluvia ligera para que la gente maneje con torpeza.

8 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

¿has it worked for you?

8:07 p. m.  
Blogger Justo Medio dijo...

10:33 p. m.  
Blogger Garcín Altoalcázar dijo...

Qué bueno que no tengo carro. Así no me pasa nada.

10:49 p. m.  
Blogger Miguel Tormentas dijo...

no explica naaa

12:13 a. m.  
Anonymous el sofista enmascarado dijo...

¡Todo lo explica!

12:37 p. m.  
Blogger Cheve dijo...

Pero es más divertido manejar bajo la lluvia: además de sortear los enemigos naturales (baches, vidrios, cuicos, semáforos, etc...) hay que evadir a los/las torpes que salen a manejar cuando llueve; además el coche patina bien padre.

Se experimenta un constante flush de adrenalina .

8:29 a. m.  
Blogger your dijo...

phentermine nice :)

7:28 p. m.  
Blogger Rodrigo dijo...

Algo similar a lo que escribes había oido alguna vez: que la idiotez es efervecentes (al modo de las aspirinas y el alka-seltzer) basta una gotas de agua para que empiece a funcionar

9:33 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal