domingo, enero 14, 2007

Leyenda urbana I

“A los católicos les educan para que esperen un fallecimiento repentino a la vuelta de cualquier esquina, y a tener el alma impoluta a todas horas”.
David Lodge, La caída del Museo Británico

A finales del año pasado, un buen amigo y yo estuvimos trabajando en el guión para los comerciales de una funeraria elegante. Revisamos el oficio de difuntos, poesías místicas y obras del fundador del Opus Dei. Nos reímos bastante con la idea de vender nichos y féretros: un negocio carroñero. Mi colega, que no es católico, bromeó con más soltura que yo, rió con esa vitalidad y desparpajo que permite la falta de fe en los novísimos (juicio, infierno, gloria).

Al otro día de redactar el comercial, mi socio estuvo a punto de morir en un accidente. La coincidencia me impresionó. Por un lado, la triste ironía del negocio carroñero. Antes de sepultar el cadáver, con el pretexto del pésame, los buitres merodearían mi oficina en busca del empleo del difunto. Estoy seguro. (Si ya lo han hecho en vida del interesado, ¿por qué esperarían al final del novenario?). Por otro, me plantearía graves problemas teológicos. ¿Cómo conciliar la providencia divina con la muerte del descreído? Hubiese tenido que recurrir a la idea de “en el último instante”. ¿Y cómo consolaría a su viuda? ¿Diciéndole que diosito se lo llevó? ¿Y qué le yo diría a sus niños? ¿Que papá está en el cielo con Jesús?

Claro que todo acarrea ventajas. Por ejemplo, me podría haber quedado con todo el dinero que nos van a pagar por la campaña de publicidad, sin tener que dividirlo entre dos.

Definitivamente soy una mala persona.

10 Comentarios:

Anonymous Ecuménico dijo...

Pero Doitor,
Usted de verdad se cree que para Dios salvar a un hombre éste tiene que morir como católico confeso o como creyente en Dios?
En que poca agua se ahoga...

1:40 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

no ecuménico, lo que el doctor quiere decir es que si el hombre no era católico, era de suponerse que tampoco lo eran su mujer ni sus hijos; entonces como decirles a personas que no creen en Dios, que su ser querido esta con Dois.

el hombre que no cree en Dios estuvo a punto de morir... "castigo divino" jajajajaja

4:25 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

por eso hay que estar preparados como la esposa "velad vosotros, ya que no sabéis el día ni la hora" (cfr. Mt 25:13)

9:25 p. m.  
Blogger Guillermo dijo...

Ay, apócrifos.

11:08 p. m.  
Blogger Miguel Tormentas dijo...

va bè

3:44 a. m.  
Anonymous Alex ferri dijo...

No sabía que le interesaba la publicidad, ha pensado en ser modelo de alguna marca. No le conozco pero Gayosso o alguna otra compañia estarían interesadas.

10:29 a. m.  
Blogger Lauro dijo...

yo opino que aunque este vivo no le de nada, para que vea lo que se siente estar un poco muerto....

5:39 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Alex Ferri: Qué manchado!!!

...

...

mmm...

jajajajajajajajajajajajajajajaja
jajajaja!

6:24 p. m.  
Anonymous No importa dijo...

Verba volant, manent scripta

6:29 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

jajajajajajajaja. oh, dios, qué risa! qué tan apócrifo puede ser esto?

12:09 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal