martes, enero 02, 2007

Vida real

Mi madre acaba de recibir la llamada de una amiga. La buena señora le contó la siguiente historia, como quien platica que fue al cine:
―Fíjate que mi esposo vomitó anteayer varias veces y le hablamos al médico. Dijo que son amibas.
― ¿Y ya está bien?
―Pues ayer se levantó temprano para ir al club, se volvió a sentir mal y se regresó a la cama. Vomitó siete veces
―¿Y cómo está?
― Pues hoy se volvió a levantar, ya se iba con su maleta a hacer ejercicio, de repente oí como que se caía en la escalera, salí de mi cuarto y me lo encontré tirado. “Ay Fulanito, ¿estás bien?”. Y no se levantaba y vomitó sangre.
―¿Y cómo está?
―Ya se murió. En un ratito nos vamos a Gayosso, por si quieres venir más tardecito.

6 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

¿enserio eso es verdad?

10:05 p. m.  
Blogger Imagíname dijo...

Ja...estoy igual que Eduardo...¿en verdad dijo eso?...si es así...vaya gente...yo estoy sufriendo porque mi perrita se escapó ayer y aun no aparece...y a esta señora se le muere el marido y como si nada...en fin, en este mundo nunca se puede decir “ya lo he visto todo...”.

12:04 a. m.  
Blogger Mariana dijo...

oh dios.

1:16 p. m.  
Blogger María Tinajero dijo...

Y yo que iba a decirle que le traje un dulce de nuez de la tierra donde sus parientes tenían sus feudos. Supongo que con estas historias se le ha quitado el apetito. Tendré que regalárselo a alguien más.

5:03 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

La muerte es la última frontera entre la razón y la locura.

5:58 p. m.  
Blogger De-Scartes dijo...

de acuerdo con "imagíname", no lo hemos visto todo, no hemos visto tampoco a un hombre comiéndose su propia cabeza.
Quino en voz de Manolito dice: "de todo encontramos en este supermercado de Dios"

11:12 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal