viernes, mayo 11, 2007

Cementerios de perros


Los perros y los gatos precederan a los adúlteros en el reino de los cielos
San Epigmenio de Cannes


Una señora acudió a la iglesia de mi colonia para depositar los restos de su entrañable perro. También quería que se rezara una misa por el eterno descanso de su mascota. Mi párroco, una sacerdote muy tradicional, se negó y la mujer se enojó mucho. Una católica menos en la lista.

Habrá que ver cómo termina el lío, pues ella pagó por el título de propiedad del nicho de la cripta y, en principio, tiene todo el derecho a depositar las cenizas de su animal. Por si las dudas, yo he ordenado en el testamento que mis cenizas se lancen en el Caribe. Así mis deudos podrán disfrutar de un viaje todo pagado y yo no sufriré la molesta vecindad de un animal.

Por otro lado, tengo un amigo que amó a su perro hasta que llenó su laguna sentimental de una manera más tradicional. Ahora el pobre animal pasa hambres, arrumbado en una jaula de azotea, lleno de pulgas y sarna. Ruego a Dios para que la fortuna no castigue al desagradecido amo con un revés amoroso.

9 Comentarios:

Blogger Alucard dijo...

Por ello es bueno tratar bien a los animales (exceptuando algunos casos bípedos extremos). No sea que nos toque reencarnar en un perro y por azar del destino seamos macotas de un dueño igual de malandrín que nos haga pasar hambre y molesta comezón a causa de las pulgas.

4:55 p. m.  
Anonymous Josemaría E. de B. dijo...

¿Tus deudos? Más te vale que no los haya, o arderás en el infierno...

5:06 p. m.  
Anonymous Fray Escoba dijo...

Héctor, hijo mío:
Cómo siempre hijito, por angas o por mangas todo lo mezclas con la religión.
Pero bueno, los animalitos que están en el cielo (¿y tú quién te crees para prohibirle a Dios que los perritos vayan al cielo?) no han soportado tus chistes de mal gusto y me han pedido que intervenga en tu foro.
San José, la Virgen María y el Niño Jesús están muy enfadados contigo porque tu blog está corrompiendo a la juventud de la prepa UP. Gracias a tu blog niños imberbes y babosos están leyendo poesía profana, literatura subversiva, obras paganas y toda clase de inmundicias.
Por otra parte nomás de leerte tan mochilas espantas a la gente seria que debería ser el primer objeto de tu apostolado.
Has engendrado a un clón tuyo que responde al nombre de memez muño; lo único bueno es que castigamos a a los letristas inmorales como Flaubert y Baudelaire (que por supuesto están en el infierno) leyendo el blog de memez muñón todos los días.
Si no lo educas y lo refinas, te vamos a freír en el infierno. Y como pena te vamos a poner a leer a ñoño memez por toda la eternidad.
Ay hijito. Si no te enmiendas vas a recibir visitas sobrenaturales todos los días.
Por cierto, échales muchas ganas y recuerda lo que te han dicho, para que te ganes el premio Nobel de literatura.

6:43 p. m.  
Blogger Imagíname dijo...

Nuestras mascotas...esos animalitos son los amigos más fieles que tenemos, y sin embargo, a veces somos tan injustos con ellos, incontables veces he visto que los quieren nadamas cuando son "chiquitos", luego terminan encerrados en el patio o en la azotea como si estuvieran pagando por un delito que nunca cometieron...

9:53 a. m.  
Blogger Roberto dijo...

Otra amorosa opción es momificarlos y utilizarlos como decoración de interiores.

12:23 p. m.  
Blogger De-Scartes dijo...

Piense también en los pobres pececillos del Caribe. ¿Acaso cree que les resultaría simpático estar haciendo buches de cenizas zagalísticas?, y ¿después que?, un pescador recoge al pobre pez que comió de Usted en ademán cuasi eucarístico, el pez termina como ceviche y lo come una inocente niña ¿antropofagia zagalística?, que horror.
La obcenidad no tiene límites.

12:23 p. m.  
Blogger Enrique G de la G dijo...

El otro día se metió a la iglesia un señor con su perro. Otro hombre, muy molesto, cruzó la nave, se le acercó y le pidió que dejara al animal fuera. No quiso y le pidió que se callara la boca. Resignado, volvió a su banca. Luego sale el monaguillo de la sacristía y le pregunta qué se le ofrece: "Bautizar a mi perro". "Véngase por la puerta de afuera, por favor, y acá lo atiende el párroco".

2:05 p. m.  
Blogger Garcín Altoalcázar dijo...

Yo llevaba con frecuencia a mi pero a Misa. Cuando mi perro era un garboso labrador negro, bien educado. Lo dejaba a la entrada y yo me metía a la Iglesia. Esto, ¿le importará a alguien?

2:41 p. m.  
Blogger Mariana dijo...

yo quiero bautizar a puka, mi erizo, para que sea hija de dios y viva con todas las de la ley.

12:14 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal