sábado, septiembre 08, 2007

Apócrifo 9

El viernes renté Secretos de un matrimonio, de Bergman. Según uno de los personajes, creo que la mujer, no existe mayor infierno que el de los esposos que viven juntos y se odian. Esa noche me sentía un poco deprimido. En la oficina, un par de sucesos me habían recordado a Mariana y la película me sentó mal. “El infierno son los otros”: correcto. Pero no sólo por su presencia, como en el cine de Bergman, sino también por su ausencia.

El día que cremamos a Mariana, dormí solo en casa. Rechacé la compañía de amigos y familiares. Mis padres me dejaron en la puerta de mi departamento y no les permití entrar. Llevaba conmigo la absurda urna de latón con las cenizas de Mariana. Entré a mi cuarto y miré la cama donde compartíamos nuestro amor. Fue horrible. Llevaba la absurda urna en un brazo, como si se tratase de un balón de futbol. La deposité suavemente en el colchón, del lado que ella usaba. Fui a la cocina y me serví un trago de brandy, con el que me tragué un par de tafyles. Regresé a mi cuarto y comencé a sollozar hasta que se me acabaron las lágrimas.

A la mañana siguiente, regalé a un ropavejero la cama matrimonial y compré una pequeña, que es la que aún uso.

6 Comentarios:

Blogger De-Scartes dijo...

todo esto está muy bien, pero repetir el asunto de la "urna de latón"... no se, da la impresión de que Mariana era un perro...
un poco más de respeto y solemnidad por los muertos, ¿no cree?

8:00 p. m.  
Anonymous jorge masta dijo...

de pronto este blog deja de hablar de houlllebecq y comienza a hablar de cine de arte

12:24 p. m.  
Blogger Miguel Tormentas dijo...

una película muy difícil de tragar, está editada a partir de la mini serie que no he visto....

irónicamente no le encontré el kierkegaard al séptimo sello y a ésta se lo vi por todas partes

un saludo!

12:55 p. m.  
Blogger Stephanie Pinoncely dijo...

Que fuerte!!!!

4:58 p. m.  
Blogger Garcín Altoalcázar dijo...

Bah, ah los muertos literarios puede enterrárselos con desfachatez. ¿Quién se enfadarí de que Úrsula Buendía fuera enterrada en medio del Estadio Azteca durante el medio tiempo de un partido América-Chivas? "Urna de latón" está bien.

10:22 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

No me entra la imagen de Z sollozando... será que no me he acercado demasiado a él, pero simplemente no me entra... oximoron...

10:05 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal