domingo, septiembre 16, 2007

Croquetas

El sábado celebré mi cumpleaños en compañía de mi familia en Tierra de Vinos. Bebí en el aperitivo, una flûte de un espumoso, blanco y seco, de Viña Dolores. Me zampé unas croquetas, que resultaron bastante mediocres. Excepto en el Guría, nadie sabe prepararlas en México. Unas croquetas bien hechas son algo muy serio. Un platillo de alta cocina. “Y pensar que en España se pueden comer en cualquier barecillo” (creo, por cierto, que abuso de esta expresión). Después de las croquetas apareció la chistorra. Deliciosa y dulce. Cocidas en reducción de vino tinto. Pero sólo probé un pedacito, pues una de las dos veces que me he indigestado en mi vida, fue con chistorra (y media docena de platillos más servidas con la proverbial abundancia vasca). De plato fuerte elegí, nuevamente, huevos rotos, servidos con una loncha de jamón ibérico. Exquisitos. Tienen el encanto de la comida sencilla y pueblerina. Acompañé el plato con una copa de tinto de Ensenada, cuyo nombre no recuerdo. Comienza con K, algo así como “koala” o “kojac”. Conforme envejezco, me aficiono a los vinos mexicanos: tienen una personalidad y una delicadeza extraordinaria. Ligeramente perfumados y picantes. Muy distintos de los españoles, sobrios y aburridos, y de los californianos que, además de caros, saben a colorante artificial. Para el postre ordené quesos. Disfruté especialmente el de cabra, fresco y encenizado, y el cabrales, fuerte y azuloso. El manchego, en cambio, me decepcionó. Eché de menos un pan de pasas. Los acompañé con una copa de oporto. Café express. No pedí digestivo. Me tocaba manejar.

3 Comentarios:

Blogger Garcín Altoalcázar dijo...

Feliz cumpleaños, Doctor. Te hablé y dejé un mensaje. Supongo que tienes identificador de llamadas, razón por la cual no me contestaste. O no te caigo tan mal, y sólo estabas dilucidando si comías o no chistorra cuando llamé -sábado por la noche, si no recuerdo mal. ¿O viernes? En fin, ¡felicidades!

5:05 p. m.  
Blogger De-Scartes dijo...

yo vi al doctor el sábado por la mañana, ignoraba que era su cumpleaños.
le saludé de forma poco efusiva, pues a veces las situaciones inesperadas me "chivean"; de cualquier forma él estaba muy ocupado leyendo "La Jornada".

no es broma.

8:59 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

doctor si quiere comer en el mejor restaurante español de mexico con la mejor fabada que eh provado despues de casa lucio en madrid valla a D.O. (denominacion de origen)en masaryk. en cuanto a las croquetas no son tan buenas como las del guria y el bechamel es exquisito pero le aseguro que le agradaran. tambien los huevos rotos con jamon iberico es de lo mejorcito en mexico.

12:19 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal