lunes, septiembre 03, 2007

Mediocridad dorada

Hace unos días asistí a una reunión con personas muy importantes, de esas que salen diariamente en el periódico y en la televisión. El asunto tiene su encanto por unas horas. Pero debe ser difícil vivir pendiente todo el tiempo de lo que dicen los demás. La esclavitud de la imagen. Pensar que para tales individuos no hay nada privado: ni sus tristezas, ni sus alegrías, ni sus grandezas, ni sus enfermedades, ni sus pecados. Horacio no andaban tan equivocado cuando elogió la mediocridad dorada: aurea mediocritas.

9 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Resistencia civil pacífica:
Una invitación amistosa a leer el siguiente blog:

http://senderodelpeje.blogspot.com/

7:04 a. m.  
Blogger Miguel Tormentas dijo...

este anónimo fue cuprea mediocritas

10:47 a. m.  
Blogger Miguel Tormentas dijo...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

10:47 a. m.  
Blogger Garcín Altoalcázar dijo...

Héctor, un día Piu me enseñó una lección de vida que hoy yo te transmito: La filosofía no es una pasarela.
PERO, añado, si ya estás ahí, ¡sonríe!

12:52 p. m.  
Blogger The Phoenix dijo...

Strike a pose, Doc!

4:47 p. m.  
Blogger De-Scartes dijo...

espero que con la fama que le da ser asesor presidencial no se le suban los humos

5:41 p. m.  
Blogger The Phoenix dijo...

Por cierto, le hago la atenta invitación par que forme parte de la planta docente del Centro de Estudios Posmodernos Paris Hilton,.

Me avisa.

6:27 p. m.  
Blogger Goldenlink dijo...

debe haber cierto encanto en no tener privacidad.

9:16 p. m.  
Blogger Catalina Creel dijo...

No hay secretos que esconder, ¿verdad?

12:56 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal