sábado, abril 19, 2008

Amigos y aduladores

Sigo leyendo a Plutarco. Copio un pasaje del opúsculo Como distinguir a un adulador de un amigo:

"...igual que algunos han definido la pintura como poesía silenciosa, así existe una alabanza de adulación callada. Pues, así como los cazadores pasan más inadvertidos a su presa si no dan la impresión de que hacen esto, sino que parece que caminan, que apacientan el ganado o que trabajan el campo, así también los aduladores consiguen más alabanzas, cuando no parece que están alabando, sino que están haciendo otra cosa distinta".

3 Comentarios:

Anonymous Alonso el numerario dijo...

Soy un fantasma...

12:28 p. m.  
Blogger De-Scartes dijo...

¡bah!, como si a asté no le gustara el besamanos.
pero bueno, es bonito ser objeto de adulación.

4:43 p. m.  
Anonymous Rafael Tobías dijo...

Ja, ahora resulta que el Dr. Zagal NUNCA se ha dejado rodear de lamehuevos que a todas sus mamadas le dicen que sí. Sobre todo si mete a Dios o al Diablo como garantes de sus dizque "netas".

11:08 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal