lunes, julio 07, 2008

Monotonía II

  1. El miércoles pasado asistí a un examen de maestría sobre Aristóteles. Sigo pensando que ha sido un de los hombres más inteligentes de la historia. Celebramos el grado con una estupenda comida en el Bistro Mosaico. (Por cierto, los nuevos meseros ya no me conocen. Con los anteriores, que me saludaban por apellido en cuanto llegaba, me sentía "una persona importante").
  2. Jueves. Tomé un café con un pastel con Andrés en una placita de la colonia Roma. Creo que esta colonia tiene más empaque y menos ínfulas que la Condesa. Conserva aún el aire de barrio.
  3. Viernes medio día. Comí gulash con mi amigo Sergio en el Arlequín. La verdad es la comida resultó bastante regular, tal y como había vaticinado Sergio (odio que tenga razón). Hablamos sobre las adicciones y concluimos que soy adicto al café: lo necesito para vivir. Concluimos, también, que él y yo llevamos una existencia medianamente feliz a diferencia del resto de los hombres, consumidos por la monotonía.
  4. Viernes noche. Cena con Pablo en San Ángel Inn. Hablamos sobre la convenciencia de subir el precio de la gasolina. Se trata de focalizar los susidios a los más pobres, no de susbsidiar las camionetas de las señoras elegantes. Me sigue sorprendiendo la madurez intelectual de mi interlocutor.
  5. Sábado. Comida con Humberto. Hablamos sobre el catolicismo en México. Mi amigo Humberto está considerando la posibilidad de ordenarse sacerdote para convertirse en el capellán de las modelos en México. Le dije que, con gusto, intercedería por él ante la Mitra. Todo sea por la salvación del alma de esas señoritas.
  6. Sábado por la noche. Otra fiesta nudista. Comienzo a preguntarme si no estaré desarrollando una segunda adicción.
  7. Domingo por la mañana: intenté comprar una agenda electrónica. Fracasé: ya no se utilizan. Ahora venden "Teléfonos inteligentes". La tecnología me supera.
  8. Domingo por la tarde. Bebí una cerveza con Víctor, a quien conocí el sábado en la fiesta.
  9. Domingo por la noche: lloré por Mariana, cuya memoria he deshonrado con mi vida de crápula.

3 Comentarios:

Anonymous Diosito dijo...

1) No te equivocas pensando que Aristóteles era muy inteligente. Te equivocas pensando que los demás filósofos son tontos y potenciales herejes.
2)Hablas de subsidios a los pobres en restaurantes de cuentas exorbitantes y con muchachitos pijos hijos de papi?
3)En el fondo eres muy infeliz: Yo soy el Dios que ve en lo secreto.
4)Hijo mío, quién eres tú para saber si el alma de una Top Model está o no en pecado mortal? De nuevo tus amenacitas, tus prejuicios y tu machismo (noto la ironía sexista en tu comentario: "Todo sea por la salvación del alma de esas señoritas") en que en lugar de ayudar a tu apostolado lo hacen inútil y contraproducente.
4) Ah, y de paso te comento: Sigues obsesionado con el sexto mandamiento y no reparas en los otros. Hijo mío, deja de fantasear ve con toda calma a la fiesta nudista, que yo estoy más pendiente de que se canalicen los subsidios a los pobres. O consíguete una mujer que te quiera, que estás a tiempo y a buena edad, que yo me fastidio más por tus incongruencias políticas.
5)Tus apócrifos son tan mentirosos como Felipe del Sagrado Corazón de Jesús...

10:15 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

pinche zagal si te vuelvo a ver te reviento hijo de la chingada pinche ruco puto

3:02 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Maestro, si no te distrae, tu tienes alguna idea de donde proviene nuestro apellido Zagal.
Saludos desde Chile, Raúl Zagal

7:44 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal