sábado, septiembre 20, 2008

Trivialidades



  1. Me inscribí en el Club de optimismo de Coacalco. Asistí a un par de reuniones y estoy tan feliz que dejaré el prozac.

  2. Verónica me regaló una canasta de golosinas mexicanas de la dulcería Celaya. Me los comí todos. Estoy a punto de un coma diabético y de un ataque de hipocondria.

  3. Jesús me regaló una charolita con huevos reales, también de Celaya. Es un postre de primera. Lástima que las monjitas de ahora, contaminadas por el neomodernismo, se dediquen a cuidar enfermos, huérfanos y ancianos en lugar de cocinar y bordar como lo hacían antes.

  4. Disfruto la lectura del libro de Job. No sé cómo suene en el idioma original, pero la traducción que uso es muy bella. Mis alumnos, en cambio, se aburrieron de lo lindo.

  5. Estoy a punto de terminar de leer Intercambios de Lodge y retomaré El último encuentro de Sándor Márai, que me regaló mi amiga Paty.

  6. El jueves merendé en la Flor de lis de la Condesa. Fue un viaje al pasado, un verdadero oasis de senstatez clasemediera en un barrio plagado de jóvenes posmodernos.

7 Comentarios:

Blogger Mondblume dijo...

Comparto su opinión acerca de Job, aunque no sé mucho, mejor dicho casi nada, aún así lo disfruté.

6:17 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Zagal. Acabo de escuchar tu podcast s/ maneras de perder el tiempo. Bien tu contexto y narrativa. ¡Ah! también tu honestidad. ¿Cuándo nos echamos un brindis en Zapopan, Jal?.

Visitame en www.nachonavarro.org. y/o contestame a innavalle@hotmail.com

1:29 p. m.  
Anonymous Calderón dijo...

Ahmm... Será bastante ingenuo de mi parte, pero eso del Club de optimismo es sarcasmo, ¿cierto?

10:21 p. m.  
Blogger De-Scartes dijo...

bien, Coacalco: cuna de la civilización y ombligo del mundo.
tiene asté razón con lo de Job.
probablemente Dios también lo esté "poniendo a prueba"

saludos
R.

10:23 a. m.  
Blogger Pistorius dijo...

Ese día llegue emocionado a hablarle del libro de Job a mi novia, el libro no es el difícil, simplemente su voz es adormilante.

12:39 p. m.  
Blogger Pistorius dijo...

Ese día llegue emocionado a hablarle del libro de Job a mi novia, el libro no es el difícil, simplemente su voz es adormilante.

12:39 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Doctor Zagal: Nosotros comimos ensalada, lomo con salsa de chiles, arroz blanco, frijoles negros refritos ( caseros) y de postre helado de vainilla, por si le interesa... Saludos, La loca de la Marcia.

5:29 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal