jueves, marzo 27, 2008

¿Por qué escribir?

Mi editor me regañó por escribir este blog. "El Internet --sentenció-- es para fracasados". Quiero inferir de su frase que él no me cosidera un fracaso. Supongo que colocando la premisa adecuada, se puede construir el entimema respectivo.

Mi psicoanalista también me regañó por este blog. En su opinión es mejor hablar con la gente que escribir. Lo que no entiende mi psicoanalista es que el blog es gratis.

Así las cosas, pongo por escrito mi mayor preocupación de la semana. Tengo los triglicéridos por los cielos: 474. Me puede dar un infarto hoy por la noche.

miércoles, marzo 19, 2008

Lumen gentium

El domingo pasado fui a comprar pinceles y lienzos a la tienda Lumen, que está en avenida Patriotismo del DF. En el estacionamiento hay un anuncio que reza: "La empresa no se hace responsable por daños y prejuicios que reciba su coche".

jueves, marzo 06, 2008

Ancianidad y corrección política

La semana pasada visité un asilo de ancianos. La corrección política les llama de otra manera: "casas para personas de la tercera edad". Me parece que hacemos un flaco servicio a la vejez llamándola de otra manera. El eufemismo es una concesión a la discriminación, pero de eso escribiré en otra ocasión.

Saludé a cincuenta ancianos. Muchos de ellos en silla de ruedas y, muchos otros, con síntomas de demencia senil. Platiqué un rato y traté de sacarlos de la monotonía, aunque fuera por unos minutos.

Es muy duro entrar a un lugar sabiendo que la única manera de salir de él es en caja.

Tragedia en tres actos

  1. Mi padre sufrió una intervención quirúrgica. Dada sus circunstancias, se trató de un asunto serio, un" volado". Lo ganamos.
  2. Se quemó mi coche.
  3. Robaron mi casa. Se llevaron mi computadora con mis novelas, mis diarios, mis memorias...