domingo, agosto 31, 2008

Sigo pintando II






Este cuadro fue un absoluto fracaso. El bastidor se arriunó y no pude terminar. La humedad de mi estudio y la humedad del geso doblaron el bastidor. Óleo y acrícilo, con geso y polvo de mármol sobre tela.





Este lienzo se llama "Televisor descompuesto". Es uno de los primeros acrílicos que pinté. La hojita que está en la esquina inferior fue un simple accidente, pues puse a secar el lienzo en el jardín de mi casa.





Este es uno de mis primeros cuadros de mi época "DIF". La influencia de mi etapa mística-mágica-religiosa es evidente. Mi querida D. me ayudó con algunas parte de la ropa y del fondo.






Finalmente, este último es una muestra del body-art al que me sigo dedicando. La técnica es peróxido de hidrógeno sobre pelo natural:

Sigo pintando




Sigo trabajando en el volcán.... Una de las piedras parece múegano. No supe trabajar la textura.

Otro parte del día

1. Sufrí tres días de dolor de cabeza.
2. Discutí con los estudiantes del Instituto algunos pasajes del Critón.
3. Dicté una conferencia en Puebla: no comí chiles en nogada ni chalupas, bebí un par de whiskies en el hotel, compré una pieza de Talavera, visité las Termas y la Catedral
4. No pude despedir a mi colega y amiga Mariana M.
5. Escuché una ponencia sobre Thomas Reid en el seminario de profesores.
6. Bebí un café con Luis G. Me dio mucho gusto charlar con él. Ambos hemos cambiado mucho. Ambos hemos envejecido.
7. Comí con Khristo Israel en Loreto.
8. Me encontré a JM el viernes en la madrugada. Yo venía de una fiestecita y, por lo visto, él también. Yo iba caminando; él, en taxi.
9. Trabajé en un manuscrito.

viernes, agosto 15, 2008

Parte del dia

  1. El lunes comí mole negro y chapulines en compañía de Rafael. Hablamos de Octavio Paz.
  2. El lunes por la tarde conocí a mis nuevos estudiantes. Se les ve ilusionados cons sus carreras.
  3. El martes comí una torta mientras revisaba un artículo sobre el deporte. Por la tarde, bebí un café con J.Z. Es un hombre muy inteligente. Me hizo notar que los conservadores metemos en la misma bolsa cosas muy diversas de diferente calado: opiniones políticas, ideas religiosas, normas de "buena educación", etc. Estoy de acuerdo con él: los conservadores hacemos de los problemas de estética problemas de ética. Dicho de otra manera, hay cosas que se ven "feo", pero no están mal.
  4. El miércoles dicté una larga conferencia sobre Aristóteles. Me levanté a las cinco de la mañana. A esa hora todo es trágico, uno se siente infeliz en esos momentos. Crucé toda la ciudad, bueno, casi toda: llegue a Naucalpan, donde el océano cae hacia el abismo. El Valle de México es apocalíptico. Durante años lo defendí, pero ya no puedo más. Es una ciudad inmunda, salvo dos o tres barrios.
  5. El miércoles por la noche cené con mi querida D.
  6. El jueves: sufrí de migraña. Es lógico, el ser humano no debe levantarse tan temprano. Bien me lo repetía mi Doktorvater: "ya puedes dormir ocho horas, si te levantas antes de que brille el sol, siempre estarás cansado".
  7. El jueves por la noche: asistí a una cita ciega. El resultado fue catástrófico.
  8. El viernes: mi madre acudió a una oficina federal para llevar a cabo algunas diligencias y se topó con que, para la burocracia, mi madre es "de sexo masculino, soltero, y padre de un único hijo: yo". Errores nimios.

domingo, agosto 03, 2008

Productivo fin de semana

  1. El viernes comí con un amigo, condiscípulo de la prepa, un tipo magnífico, de una pieza. Disfruté de unos magníficos tacos de pescado, sopes de camarón y un sabroso pescado a la talla. Recordamos viejos tiempos.
  2. El viernes por la tarde revisé la tesis de mi amigo Guillermo N. Trata sobre los escritos autobiográficos.
  3. El viernes por la noche vi una película de Blue Demon. El enmascarado salva a la humanidad de uná araña intergaláctica, que invade la tierra para conseguir su alimento: cerebros humanos.
  4. El sábado por la mañana visité las tiendas de antigüedades de la Plaza del Ángel y compré una cajita de piel. Quiero comprar un arcángel estofado del siglo XVIII, pero no tengo dinero.
  5. El sábado por la tarde escribí narrativa. Quiero aprender a escribir novelas.
  6. El sábado por la noche bebí a solas una cerveza, comí nueces de la India y almendras, mientras veía una película de vampiros en casa. Me deprimí y tuve que ingerir doble dosis de "pastillitas de la felicidad".
  7. En la madrugada, ya de domingo, pinté acuarela. No es mi técnica, prefiero el óleo.
  8. El domingo por la mañana practiqué bicicleta estática viendo la televisión: CSI Las Vegas.
  9. El domingo, antes de comer, me teñí la barba y enterré en el jardín el cadáver de mi gato Fulgencio.
  10. El domingo comí con Mónica en Casa Merlos: arroz con mole, pollo en pipián rojo, y de postre capirotada. El servicio es pésimo; los precios, aceptables; la comida, magnífica (salvo las tortillas y el bolillo); el lugar, espantoso.
  11. El domingo por la tardé asistí, nuevamente, a un fiesta nudista.
  12. El domingo por la noche, es decir ahora, calculo los triglicéridos que consumí este fin de semana y estoy asustado. A partir de mañana, me apegaré a la dieta.