domingo, abril 12, 2009

Semana Santa



  1. El miércoles fui a playa Aragón. No había demasiada gente, pero no nos permitieron pasar las cervezas.

  2. El jueves santo compuse poesía.

  3. El viernes santo asistí a los oficios de la pasión con los sacerdotes de la Fraternidad de San Pío X. Celebraron con el rito tridentino, con ornamentos negros, bonete y manípulo. Se encendió el tenebrario. Como era día de vigilia comimos sopa de habas, arroz con chiles anchos rellenos de queso, bacalao y, de postre, capirotada. Por la tarde participé en la procesión del silencio: con capucha y todo.

  4. El sábado de gloria fui a Oaxtepec. Nadé en el poco espacio que quedaba en la alberca mayor. Por la tarde quemé un judas.

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Aguas con los ojos de pescado, pie de atleta y demás bichetes dermatológicos... yo que tu me empezaría a poner menjurges curativos... ¡corriste muchos riesgos!

11:57 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal