domingo, septiembre 20, 2009

Bítacora de vuelo

  1. El viernes al mediodía entregué calificaciones en el ITAM y pasé un mal rato. Cuando era joven, solía ser un profesor muy duro y exigente; como la mayoría de los primerizos, creía que el número de reprobados era directamente proporcional a la calidad de la clase. Hoy, con varios años de experiencia, me siento incómodo cuando me veo obligado a dar malas calificaciones. Me encantaría poner dieces a mansalva y, sin embargo, me temo que no debo hacerlo. El caso es que mis alumnos se pusieron muy serios y yo, otro tanto.
  2. El viernes por la tarde, presenté La cena del bicentenario en una tertulia literaria en Porrúa de Reforma 222. Me parece que resultó una reunión agradable, poco solemne, aunque la librería -contigua a la zona de comida rápida del centro comercial- olía a carne quemada. Para mi sorpresa, me topé con Arturo R., a quien le di clases en la preparatoria hace muchos años, muchos años.
  3. Por la noche, participé en otro programa de radio, donde hablé nuevamente de mi novela.
  4. El sábado por la mañana di una larga conferencia sobre las relaciones entre ética y política. Bordé sobre el tema del tirano según el Gorgias de Platón.
  5. Al medio día, vi la película Media noche en el jardín del bien y del mal. Me gustó con todo y que el final resultó demasiado tradicional.
  6. Por la noche, ménage à trois.
  7. Domingo por la mañana, me visitaron mis sobrinos y los llevé a Reforma a pasear en bicicleta. Fue un plan magnífico, de una sobriedad republicada, un típico espacio de clase media. ¡Qué bonita es la ciudad son automóviles!
  8. Domingo por la tarde. Me robaron la cartera. Estoy furioso. Iba mi licencia.
  9. Todo el fin de semana aguardé la llamada de R.G.

6 Comentarios:

Anonymous memo memez dijo...

Ay Héctor, no andes hablando de ese ménage à trois, que nos quemas a mí y al Juan Manuel.

2:04 a. m.  
Anonymous Memo Memez dijo...

órale pendejo no me andes usurpando!

9:21 a. m.  
Anonymous no importa el mensajero, sino el mensaje dijo...

Aguas Héctor,
El Espíritu Maligno está suelto por este blog, tienes que rezar mucho y hacer penitencia.

2:46 p. m.  
Anonymous Cándido dijo...

Oiga doctor, y cambiando de tema, con tanta crisis económica, secuestros y aerosecuestros no es ya tiempo de que ud. nos obsequie con un libro sobre el gobierno calderonista?

4:15 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

i sigue siendo un profesor exigente estará destinado a sufrir al ver a pobres muchacho desilusionados por sus notas, por que no mejor se vuelve un profesor mediocre en los que hace sus exámenes para que todos sacan 10.
Se que suena mal pero en realidad la mediocridad es simplemente la humildad pero dicha de otra forma, el 10 es la perfección y perfecto solo Dios el aspirar al 10 es aspirar a ser Dios, si es un buen profesor, no le puede pedir a sus alumnos que se se esfuercen y estudien para un examen difícil, pues ellos tan respetuosos de la ideología cristiana se negaran a estudiar lo que lo llevara a reprobar a muchos dejando con una profunda tristeza del alma.
Mejor haga los exámenes de tal forma que los alumnos no tengan que estudiar por lo que nunca aspiren a la perfección, un examen fácil que lo hace feliz a usted y a ellos los lleve a la perfección, sin que sean culpables de prepotencia y pretensión, pues ellos no la buscaron.

3:43 p. m.  
Anonymous el otro anónimo seguramente no lo conoces dijo...

No me esten chingando con la jodida aprobación, uno que solo tiene palabras de estima y aliento para el mundo y lo censuran.
Carajo que acaso un amigo filtra los comentarios de amor y apoyo que sus amigos tienen para el.

3:46 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal