jueves, septiembre 03, 2009


Soy un conservador en literatura: la novela de Yépez me gustó. Hay historia, sucede algo, y se cuenta de una manera clara. ¿Y las alucinaciones del personaje principal? De inmediato se comprende donde comienzan, así que la "realidad" y la alucinación nunca se confunden. La novela, además, es un alegato contra las adicciones, el narcotráfico y el tráfico de personas. Al menos tal es mi interpretación.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal