sábado, octubre 03, 2009

Crápula

  1. El miércoles 30 de septiembre al mediodía comí con Carlos. La comida fue entrañable, hablamos de teología y otros asuntos. Menú: crepas de huitlacoche y pescado a la veracruzana y una copa de tinto de Parras.
  2. Por la tarde del miércoles presenté en una especie de tertulia-conferencia mis libros Gula y cultura, La venganza de sor Juana y La cena del bicentenario en el Instituto Italiano de Cultura. Uno de los expertos ahí presentes suscitó una discusión sobre si la tortilla que comemos acutalmente procede el Caribe; otro sabio, experto en la historia del jitomate, remitió al Timeo de Platón como texto clave para determinar la relación entre ideología y comida.
  3. Tras aquella sesión, Memo, Sofía, Karim y Eduardo cenamos en el restaurante del Instituto. Probé unas formidables berenjenas.
  4. El jueves por la mañana: una conferencia sobre la plástica de los primeros siglos del cristianismo. En mi juventud me agradaba el latín de las ceremonias litúrgicas; ahora me aburre enormemente.
  5. Por la tarde, con mis alumnos de la maestría en la UNAM, continuamos la lectura de la Política de Aristóteles. Nos entretuvimos en leer las demoledoras críticas a la República de Platón. Al terminar el seminario, acudí a un coloquio de poetas jóvenes que tenía lugar en la misma Facultad. Tras escuchar a tres ó cuatro chicos, algunos de ellos premiados, quede convencido de que no soy un mal poeta.
  6. Viernes por la mañana, me reencontré con Ernesto y me estuvo preguntando por decenas de personas que algunas vez pertenecieron a cierta prelatura de la Iglesia Católica. No suelo estar al tanto de tales asuntos. Al mediodía, comenté con mis alumnos del ITAM el pasaje de la Ética a nicómaco donde se explica que trabajamos para tener ocio. Decidí no ir esa tarde a la oficina y acudir a CU a escuchar a Pablo King y otros poetas jóvenes pero, al final, pudo más mi super ego y acabé revisando una tesis doctoral en mi cubículo de Mixcoac
  7. Por la noche, cené J. C. C a Tierra de vinos. La comida resultó muy regular y el vino, bastante malo. Lancé una conjetura sobre las "inversiones filosóficas": Platón, Aristóteles, Kant y Hegel son como fondos de inversión conservadores; esto es, de rendimientos moderados, pero seguros, a diferencia de los filósofos de la cresta de la ola, que suelen dar rendimientos muy atractivos, pero son muy inestables, fondos que pueden devalaurse fácilmente.
  8. Al terminar la cena, fui a otra reunión donde, soslayando las eseñanzas de Aristóteles, me entregué a la vida de crápula y decadencia posmoderna.

5 Comentarios:

Blogger Lupambulus Berolinen. dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=Yd0ZpI3BnBs

8:18 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Oye, y qué no tienesa amigos de tu edad o mayores???
Dice mucho de ti y de dónde vienes que estés rodeado de infantes, malos escritores y peores filósofos. Júntate con gente madura.

12:46 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Sí es cierto y qué no tienes nada más que hacer fuera de publicar libros, ganar premios, comer bien y ver a tus amigos. Qué pena tu vida de verdad!!!! y nótese que no voy a comprar tu "novela" ni tu "libro" (aquí quiero subrayar que las comillas significa ironía y que tienen la finalidad de herir a Zagal) y nótese también que no sabes escribir porque dices que tu novela es una sátira y eso cumple la regla que yo "inventé" para definir a un mal escritor y por útlimo una vez escribiste "desaparecer gente" y eso está mal y yo lo sé con certeza porque sé muchísimo de todo y además inventé el brillante pseudónimo "Memo Mémez" y otros muy brillantes como "Telerisa"; "MacCaca" (me refiero a MacDonalds el restaurante, no a rico MacPato o a Alasdair McIntyre) y también inventé "Mario Mensollen" y Héctor Zagapapa y Fecal (Felipe Calderón, porque fecal es aquello cacoso o sea "malo" del griego kakos, eh, bola de ignorantes pendejos!) y también inventé el de "Es-ladiilla" a quien en ocasiones llamo incluso "Unaardilla" (aunque eso suena menos ofensivo y por eso prefiero el Es-ladilla) y he inventado muchas otras cosas más y soy bien verga aunque nadie me lo reconozca y fuchi Zagal ojalá que ya te vaya mal. Memo Memez.

11:54 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Para vida burguesa, la vuestra, me encanta por cierto su rutina, creo que hago lo mismo pero en pequeño. Debo felicitarlo por su desmedida pomposidad vitalista, bueno , al mismo tiempo lo envidio y creo que valdría la pena seguir estudiando posgrados y estar bien con conacyt, erasmus, mae y esas becas, ser snip, tiempo completo y cosas así para tener el tipo de confort que vos nos describe
...

1:40 a. m.  
Blogger NETO dijo...

Fue un placer el convivir contigo, ojala podamos repetirlo pronto,

Tu amigo.... Neto

12:59 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal