domingo, diciembre 20, 2009

¡Gol!

Estoy escribiendo un libro de ética para chamacos de secundaria y, aunque odio el futbol ( y, para colmo, dudo que los pubertos tengan alma racional), recurrí al ejemplo del futbol. Parafraseando a Newman en su Carta al Duque de Norfolk, ¿podríamos decir que la conciencia moral es la voz del reglamento dentro del propio yo? Es pregunta de verdad y no meramente retórica. Agradezco sus respuestas.

19 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

En lugar de escribir sobre ética deberías aplicarla.

2:35 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Escribe un libro para seres que en realidad desprecia, se cree superior a todos, asi les explicará muy bien la conciencia moral.

8:24 a. m.  
Anonymous Un cuate dijo...

En lugar de estar escribiendo chingaderas, deberías escribir un libro sobre los cambios estructurales necesarios para erradicar la pobreza. No deberías privar al mundo de tus meditaciones "filosóficas" sobre algo un tema tan importante para la ética. (Estaría chingón que lo hicieras en coautoría con esa sra. que mencionas en uno de tus posts sobre "filantropía" y que está tan, pero tan super interesada en que haya cambios estructurales).
A que no me publicas, pero ya sabes lo que opinamos y por eso no compramos tus pinches libros.

8:26 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

No escriba ningún libro de ética para chamacos, permita que esos pubertos liberen sus pasiones y extralimiten su voluntad. Que por cierto se olviden de esa vocecilla reglamentaria que produce mucha neurosis años después.

9:36 a. m.  
Anonymous Cándido dijo...

Ah, ud. y sus amigos tendrán cosas padrísimas y de alta filosofía que decirnos sobre un tema tan elevado!

10:05 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

El alma no existe

10:28 a. m.  
Anonymous Puberto dijo...

Juar!, ya parece que me voy a privar de los placeres sensuales sólo (subrayo "sólo") para complacer al Dr. Zagal y su ética místico-mágica-metafísica-teológica.

11:07 a. m.  
Anonymous El fantasma de Immanuel Kant dijo...

No me gustan tus libros, no me gustan los blogs de tus "amigos"; todos tienen muy mala calidad literaria, ya no digamos filosófica.
Les vos a jalar las patas en la noche por chafas.

1:38 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Hola
En lo personal, yo no compararía la conciencia moral a la voz del reglamento. Más bien la compararía a un arbitro en un partido de futbol, ya que la conciencia puede ser engañada, modificada y moldeada con el tiempo, así como un arbitro puede ser comprado o corrompido. En principio ambos deben funcionar a favor del bien, pero en la práctica puede cambiar.
Saludos!!

1:51 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Hijoles, como se notan los prejuicios, si el post ese no dice nada del sexo, sino de la voz de la conciencia....

3:59 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Respondiendo a su pregunta: tal vez. Sería como traer a la FIFA en la cabeza, aunque claro, el juego puede trasladarse a distintos contextos; como una cancha de barrio o el estadio Wembley, por lo cual la analogía que intenta usted usar para ejemplificar parece demasiado forzada. Recuerde que a las personas a las que estará dirigido su libro son adolescentes no imbéciles; si bien no son "almas sublimes" como usted, merecen un esfuerzo intelectual de mayor envergadura.

A propósito de todo esto, ¿Materazzi sería qué cosa en el esquema reglas-conciencia-juego?

http://www.youtube.com/watch?v=T03PjlAWlYQ

Forza Materazzi!!! el de alma sublime.

10:34 p. m.  
Anonymous La voz de tu conciencia dijo...

Ah chinga, no me estén molestando, que estaba jetona!

1:27 a. m.  
Blogger Lupambulus Berolinen. dijo...

http://www.vatican.va/holy_father/pius_xii/speeches/1952/documents/hf_p-xii_spe_19520323_la-culla_it.html

11:03 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Traer la FIFA a la cabeza sería llenar de corrupción la propia mente.

11:44 a. m.  
Anonymous Super Argumentator vs. Kant dijo...

No nos vamos a dejar de los continentales Héctor, hay que superargumentearlos dondequiera que haya "Misverständnisse der Logik der Sprache" (ayúdenme a traducir la frase, please, que no la entiendo).

12:55 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Qué autoridad moral puede tener un Papa simpatizante de Hitler?

4:30 p. m.  
Anonymous Cándido dijo...

Oiga Dr., quién es ese enigmático "super argumentator" que juega a los argumentos filosóficos?

9:12 a. m.  
Anonymous un amigo sincero dijo...

Héctor, nomás porque ando pedo y desvelado me pongo a escribir. El alcohol me suelta para ser sinceroy decir lo que de pendejo diría cuando me invitas a buenos restaurantes y cuando me hago pasar por tu amigo porque me da un cierto caché entre un público mediocre. Bueno, te digo lo que quería decirte: Qué hueva, la verdad, que nos anuncies otro pinche libro donde resumes [malamente] la Ética Nicómaco y la haces dizque "comprensible" para escuincles pijos y mamones. Neta que eres bien previsible.
Perdona que no te dé mi nombre,pero así es la hipocresía. Así te pondrás a adivinar quién soy cuando salgamos a tomarnos una copa y nos aburras con tus dizque conocimientos culinarios, con tus "ironías" y con tus opiniones sobre las novelas que andas leyendo, mejor dicho desleyendo. También nos cagaremos de la risa con las calabaceadas que te ponen en tu blog.
De cualquier manera te mando un fuerte abrazo y te agradezco las pasadas, presentes y futuras invitaciones a comer a mi antojo. Yo en cambio pondré cara de que admiro todo lo que estás diciendo.
Feliz Navidad y próspero 2010.

4:38 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

¿Cuándo va a postear? ¿Dónde va a pasar la Navidad?

10:24 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal