jueves, febrero 25, 2010

Remedios naturales

Ayer dormí mejor gracias a un trago de coñac que me bebí antes de meterme en la cama. Menos mal. La noche anterior sufrí una tos digna de la dama de las camelias. Pero aún sigo cansado. Este fin de semana volaré, nuevamente, a Veracruz. Mi dilema consiste en elegir entre regresar de inmediato, tras de dictar la conferencia, o si me quedo un día más para tratar de curar mi resfriado a la orilla del mar. La semana pasada el remedio del trópico no funcionó.

4 Comentarios:

Anonymous Filosofastros en combate dijo...

Está copiando las mañas alcohólicas de Dr. House.

5:11 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

¿Ya ves? Te dije que el coñac te ayudaría. Desde mi antigüedad sí te recomiendo que te quedes en Veracruz y que lo disfrutes mucho.

Antigua Fan

9:48 a. m.  
Anonymous Filosofasnos en debacle dijo...

Bueno,como que ya va haciendo falta que pongas un post con auténtico contenido filosófico y literario.

4:08 p. m.  
Anonymous filosofastros en combate dijo...

La neta la neta ojalá no te mejores.

12:48 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal