lunes, marzo 22, 2010

Productivo fin de semana

  1. Tras de cancelar mi fin de semana en Puebla por el culpa del maldito catarro, me resigné a sobrevivir en esta horrible ciudad.
  2. El jueves por la mañana, atiborrado de analgésicos y antihistamínicos, diserté sobre la gratuidad de la salvación. El arrepentimiento y la conversión son una gracia de Dios. Una de las personas que escuchaba, una mujer muy inteligente, sacó la consecuencia: "¿Y la libertad?"- Como no soy teólogo, sino profesor de preparatoria, no pude responder. Según entiendo, nuestra libertad es lo suficientemente poderosa como para condenarnos, pero no suficiente para salvarnos. En fin, lo mío es Aristóteles.
  3. Viernes al mediodía. Adoro la cuaresma. Este viernes disfruté de una deliciosa comida penitencial: camarones, manitas de cangrejo y cola de langosta.
  4. A acabar la comida, me sumergí en una reunión sobre los programas de historia de la cultura de la Panamericana. Mi propuesta es que, dado que nuestros alumnos piensan que Teotihuacán fue la capital de la Nueva España, debemos de enfocarnos en lo más elemental: la historia occidental. ¿La India?, ¿China? Me conformo con que sepan que México colinda al norte con Estados Unidos y no con Canadá, como afirman un par de chicas de Filosofía.
  5. Sábado. Dormí hasta muy tarde, intentado recuperar mi salud.
  6. Sábado a las cinco: escuché en casa de Alejandro S. mi programa de radio. Bebí algunos tragos de Carlos I y, al acabar la emisión, jugué "Diccionario" con los otros comensales. Son muchas las palabras del español que desconozco.
  7. Domingo por la mañana. Me cargué de energía positiva en la pirámide de Cuicuilco.
  8. Domingo al mediodía. Fui a ver con mis sobrinos La profecía del diablo. Mala. Muy mala. Tan mala que se disipó la energía positiva que había cargado horas antes.
  9. Domingo despúes de comer, con un poco de fiebre, comencé a leer Seamos humanos. Wittgenstein y el giro romántico de mi amigo Mario G. Bueno, muy bueno.
  10. Domingo por la noche. Café en el 12:30 con Rodrigo y Alejandro. ¡Ah el decadente boulevar de Amberes! Perdí todo lo ganado en Cuicuilco.


13 Comentarios:

Blogger El guz dijo...

Y qué pasa si al inverso de algunos filósofos que "aceptaban" su libertad yo la "niego", ¿ya no me puedo condenar y en automático me salvo?

4:36 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Sí, yo también me decepcioné de las chicas de filosofía: incultas, tontas, sosas... Y para acabarla, desabridas. Esa enfermedad decadente no sólo afectó a las de segundo semestre, sino también a las de cuarto y sexto. Sobre todo a las de cuarto.

5:18 p. m.  
Blogger Lutsek dijo...

Con respecto al punto 4, recuerdo que unos universitarios en Eslovaquia creían que Argentina limitaba con México. :P

8:17 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Queridito, ¿y el 11? ¿tan malito sigues de la gripa que se te olvidó terminar tu entrada?

¡Cuídate!
Antigua Fan.

9:41 p. m.  
Anonymous la ardida vengadora dijo...

"Una mujer muy inteligente" no es suficiente, ¡queremos nombres! (aunque sea abreviados) y reiteraciones (falta mucho para llegar a la cuarta parte de lo que los hombres son halagados en este espacio), por no hacerlo sucede que los ardidos tachan a las "chicas de filosofía" (y seguro a más mujeres) de sosas y bobas... (mucho que importa)

10:22 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

coincido en lo de las alumnas de filosofía de cuarto...

4:36 p. m.  
Anonymous El fantasma del machismo dijo...

buuu, buuu

1:44 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

¡Zaz! yo conozco a varias de las de cuarto.... ¿de quienes hablas en concreto?

2:19 p. m.  
Anonymous El fantasma del Ambrosio dijo...

Temo al hombre de un solo libro.

2:29 p. m.  
Anonymous El fantasma de los malos alumnos dijo...

buuu, buuu

12:58 a. m.  
Anonymous El fantasma de la misoginia dijo...

buuu, buuu

8:20 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Púdrete fantasma... La misoginia sólo se alcanza con el estudio de muchos y muy versados textos que no comprenderías.

* Me dijo un pajarito que las de cuarto piensan que saltar no excluye el acostarse al mismo tiempo. Aparentemente el breakdance, el bungie y las yemas de los dedos impulsando el cuerpo, desafían el principio.

4:01 p. m.  
Anonymous Harlan El Ejecutor dijo...

Bueh, qué se puede esperar de Filosofía de la UP...

11:58 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal