miércoles, mayo 19, 2010

Monjas coronadas


En una ocasión, Carlos Llano me recriminó que yo tenía "alma de funcionario" y no "estómago de empresario". El gusto por cobrar mi cheque cada quincena sin sobresaltos me definía, en su opinión, como burócrata. Recordé ese detalle, porque el sábado pasado asistí a una fiesta de artistas a casa de Rodrigo. Era el paraíso del freelance.

Conocí, por ejemplo, al crítico de música Lázaro Azar, un individuo conspicuo. Estaba también el coreógrafo José Rivera, quien encabeza, según entiendo, La Cebra. Por ahí andaba la talentosa Alejandra Chacón. Bebí un par de tragos con Eduardo F. Charlé un rato con un joven músico, Carlos Torres, me parece que así se llama. De entre toda la concurrencia, el trabajo de este chico era el más parecido al mío desde el punto de vista del cheque quincenal. Claro que él es un artista; toca el corno inglés y el oboe en la Sinfónica Nacional. Estuvo muy poco tiempo en la reunión. Al otro día tocaba en Bellas Artes la Sinfonía en Re menor de César Franck. Por cierto, esa noché llegué a casa a escuchar a Franck. Hace tiempo que no lo hacía.

Platiqué un rato largo con el pintor Bernardo González. Yo había visto algo de su obra con anterioridad. El tema religiosos está presente en ella. Quizá por eso me gustó.

Total que, en el fondo, envidio un poco el talante de los artistas, el alma aventurera del freelance. Gozan de una extraña libertad. Sin embargo, me queda muy claro que lo mío es la aurea mediocritas, encarnada en el pago quincenal y otras prestaciones de ley.

4 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

aurea mediocritas en el claustro de profesores de filosofía de la UP? Pero cómo cree, no lo permitirían.
No será la primera vez en su vida que escuchaba a César Franck. Aguas, no se le vayan a aparecer los fantasmas de la villamelonería otra vez (por cierto saludos al auténtico conocedor de música en este blog y no mam...: Don Ambrosio, que ha desaparecido misteriosamente).

2:30 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo. Ninguno de los participantes de este blog podría sostener una conversación seria sobre música con Ambrosio (lo digo absolutamente en serio, sin la menor traza de ironía). Es de las pocas netas (verdaderas e indubitables netas) que se han dicho en este blog.

4:54 p. m.  
Anonymous Cándido dijo...

Bueno, pero le pagarán más dinero por haber estado en Münster, no?

12:58 a. m.  
Anonymous El fantasma del poeta verdadero (no mamadas) dijo...

Mi amor es triste
Porque es fiel
No interpela el olvido de los demás
No cae de la boca como un diario del bolsillo
No es flexible en la angustia que en común se arremolina
No se aísla en las rompientes de la península simulando
pesimismo
Mi amor es triste
Pues está en la naturaleza turbada del amor ser triste
Como la luz es triste
La dicha triste
No has pasado libertad tus correas de arena.

6:31 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal