sábado, agosto 07, 2010

Inicio de clases


Sin un cuento cada día, como tode el mundo, el Sultán se hubiese muerto. Scherezada, amenazada de muerte, lo salvo muchos años. Si ella no cumple, él hubiese perecido antes. Decapitarla era suicidio. Luis Cardoza y Aragón


  1. Miércoles 4 de agosto. Por la mañana escribí, estudié, llené formularios. Entregué mi sangre a la burocracia. A media tarde, charlé con un colega sobre religión. ¿Me iré al infierno? Más tarde, con una copa de Ribera del Duero de por medio, discutí con un profesor de la Escuela de Medicina de Panamericana sobre la convenciencia de comprar libros de papel para la biblioteca. Él piensa que ya no hacen falta, pues sus estudiantes prefieren los textos electrónicos. Por la noché, bebí algunos tragos para despedir la soltería de Mauricio.

  2. Jueves 5 de agosto. Hablé sobre la falacia naturalista en clase de ética; espero que nadie me vaya a malinterpretar. Más tarde, asistí a la degustación de la próxima Cena del bicentenario en el J. W. Marriot: tacos de pato con salsa de jamaica, panuchos de cochinita, tacos de chilorio en tortilla de harina, dobladitas de maíz azul rellenas de huitlacoche, crema fría de aguacate con sandía y gotas de tequila, troncho de huachinango a la talla con guarniación de moros con cristianos y plátano macho, manchamanteles poblano, dulce de zapote con mandarina, helado de mamey, dulce de pepita, tequila, blanco de Baja California, tinto de Parras, y licor de pasito poblano, café de olla y chocolate batido en agua. Discutimos el menú largamente. Despúes, grabación de programa de radio y, para cerrar el día, una cerveza en S. Conclusión: indigestión nocturna del cuerpo y del alma.

  3. Viernes 6 de agosto. Clase con los estudiantes de primero de filosofía. Sólo una persona fue capaz de ennumerar cinco premios Nobel de Literatura. Me enteré de que el Canal de Suez está en Tailandia y de que Dalí pintó Las Meninas. Por la tarde, comí con Oswaldo en El Bajío. Luego, vimos El origen, pues me encargaron reseñarla para un diario. Me divirtió, si bien me parece que es un refrito de Matrix. Luego, una cerveza en X.30.

  4. Sábado 7 de agosto. Por la mañana, desayuné cecina ecnhilada en Los Pinos con Felipe. Le expliqué que la única manera de salvar a este país es legalizar las drogas y prohibir el futbol. Lógicamente, rechazó mi plan. Por la tarde, transmití en vivo mi programa de radio. Me temo que, ahora sí, irremediablemente, me dedicaré de lleno al mundo del espectáculo. Me ofrecieron el papel de obispo en una telenovela colombiana. Por la noche, es decir, ahora, leo poesías de Torres Bodet. Son un poco empalagosas, pero me gustan.

6 Comentarios:

Blogger Peritos dijo...

Me gustaba el formato de fondo blanco, mi estimado Dr.

9:34 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

soberbio como siempre: no es que él se pueda equivocar o que le puedan discutir, sino que lo malinterpretan.

12:09 p. m.  
Anonymous El fantasma del Ambrosio dijo...

yo ahí estuve de incógnito.

12:37 p. m.  
Blogger V. J. G. V. dijo...

queremos el formato blanco, doctor.

6:43 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

En canal de Suez.. Capitulo 5, Historia Universal. Sexto de Primaria, SEP, Libro de texto gratuito. No baje la barra doctor.

4:10 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Donde es el programa de radio doctor? Saludos. Un antiguo fan y compañero...

10:58 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal