sábado, agosto 21, 2010

La vida es un asco

Los días discurren con una monotonía abrumadora. Reuniones, formularios, dictámenes, lecturas, clases, conferencias, correos, citas. Cada vez tengo menos tiempo para mis amigos, menos estómago para las comidas, y menos dinero para mis pequeños caprichos. La ciudad de México --la que defendí tanto-- simplemente da asco. Es inaudito que los microbuses circulen por las calles en las noches con las luces apagadas, sin que la policía intervenga. La gente piensa que escribir es "no hacer nada", que uno puede escribir sin esfuerzo. Mi agenda se complica. La tengo llena. ¡Pero si no soy nadie! Quizá por eso no tengo tiempo. Las personas ricas y poderosas cuentan con legiones de choferes y secretarios. No necesitan ir al banco a depositar un cheque, no hacen fila en la Secretaria de Hacienda para pelear la devolución de unos cuantos pesos. La semana pasada planté a un amigo. Simplemente no consulté mi agenda. La mesa preparada y yo ausente. Me mentó la madre. Le doy la razón. Al modo de karma, me dejaron plantado al siguiente día. Me enojé. Otro día, ¿el jueves?, olvidé mi computadora y me vi obligado a dar una clase sin mis apuntes. Me pidieron un texto que me interesa mucho; no acabo de dar con el enfoque adecuado. ¿Inspiración? Tal vez. Necesito un trago de whyski (¿así se escribe?). El médico me preescribió una medicina: veinte días sin alcohol. En el estrecho estacionamiento de la Panamericana, una vez más, me rayaron el coche. No, no fue un alumno rencoroso; fue uno de los típicos accidentes que suceden donde los cajones para estacionarse fueron diseñados para un Topolino de los años cincuenta. Leo poesía. Empalagosa. Desde San Juan de la Cruz hasta Xavier Villaurrutia. Hoy toqué a Pedro Salinas. ¿Síndrome de abstinencia? Como llueve, el periódico llega mojado a la mesa del desayuno. Se descompuso la jarrita prensa donde preparo el café. Me veo obligado a beber el inmundo potaje filtrado a la americana. Me urgen ir a la playa. A un bar. A Europa. A Brasil. A la luna no, porque debe ser muy aburrida. Papeles. Exámenes. Triglicéridos. Charcos. Olor a perfume barato. Adolescentes bobos que juegan "al malo". Académicos sabios y eruditos. Banqueros sinvergüenzas. Mexicana está quebrando. ¿Qué demonios haré con el boleto que compré para Chicago? Un tipejo intriga torpemente contra mí. Me da pereza su cotilleo palaciego. Otro más listo intenta conseguir un favorcillo. ¿Cómo si pudiera darle algo? ¿Cómo si no me diera cuenta de sus argucias? Rechazo una invitacion la Riviera Maya. No, no puedo dar esa conferencia. Pienso en Aristóteles. Releo las traducciones de Gómez Robledo. No me parecen malas. ¿Debo ir a la cena de gala del Bicentenario? Me parece que no. No, no debo. Me comprometería. Alguien intenta leer mis correos. Cambio la contraseña. Un compañero de viejos tiempos, me comenta que alguien escucha mis llamadas en el celular. Me da lo mismo. No será la primer vez que algún imbécil usurpe mi nombre. Ni que yo contara cosas tan importantes. Los episodios de detectives ingleses pasan en la televisión a las once de la noche; demasiado tarde para enterarme del final. Necesito más pastillas. Una de la felicidad. Preferiblemente una sustancia inyectada, para que haga efecto rápido. No le creo nada a mi psicoanalista. Una persona que no puede receterme algo para dormir, no es digno de confianza. Regresaré con el psiquiatra. O mejor aún, con el neurólogo.

19 Comentarios:

Anonymous Cándido dijo...

Dr., no dé crédito a quienes no le consideran importante.

3:18 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

No manches, con tu último párrafo denotas ya no digamos no "conocer", sino no tener la más puta idea de la distinción entre psicoanálisis, psiquiatría y neurología. Te lo digo en serio para que no pienses que es cotorreo o ganas de chingarte.
"LOS LIBROS NO MUERDEN": Estudia antes de criticar desde las alturas de la soberbia a los "académicos aburridos e incultos"
(me vale camote si no me publicas, con que me hayas leído me doy por bien servido).

Uno que no es, ni ha sido ni será tu fan.

8:19 a. m.  
Anonymous Prepo UP dijo...

"No tengo tiempo para mis amigos", ja, pero se la pasa contando como chupan cada semana y hablan puras mamadas en bares medio raros.

1:45 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

El suicidio es recomendable. Pero no vayas a ensuciar el tapete eeeeh

5:08 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Whiscky.

Ah que adolescentes. Yo también quiero unas pastillitas.

5:25 p. m.  
Blogger Armando Virto (alias armandaa) dijo...

Unas buenas pastillas de Somaa!!

1:12 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Me inclino a pensar que el primer anónimo tiene toda la razón, salvo que los cuates del Dr., para variar, opinen lo contrario.
Dr., lea los libros de Erik Richar Kandel. Le ayudarán a comunicar los compartimentos estancos que tiene ud. en el cerebelo y a pensárselo dos veces antes de criticar a sus colegas.
Bien por la cura de humildad, anónimo.

7:45 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Ah chingaaa! Dónde madres quedó lo de "académicos incultos y aburridos"??? Queríamos todos ver que los anónimos le siguieran acomodando una chinga.

2:25 p. m.  
Blogger Predicador Moral dijo...

Me Parece que eres un excelente docente, lo demás no me importa. Faltan más personas así de apasionadas en las aulas. Ya estamos también cansados de los mercenarios educativos.
Zagal, sigue apostando por las aulas de clase.

4:26 p. m.  
Blogger Predicador Moral dijo...

Me Parece que eres un excelente docente, lo demás no me importa. Faltan más personas así de apasionadas en las aulas. Ya estamos también cansados de los mercenarios educativos.
Zagal, sigue apostando por las aulas de clase.

4:26 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

PASTLLAS PARA LA FELICIDAD, ME TOME UNA Y ME ABURRI DE SER TAN FELIZ, ASI SOMOS NI MODO, Y EL CIELO PROMETE INFINITA PAZ, CREO QUE PREFIERO EL INFINITO SUFRIMIENTO DEL INFIERNO, MMMM, AL FINAL CREO QUE ES LO MISMO,MEJOR APROVECHARE MI TIEMPO TERRENAL PARA DISFRUTAR DEL CONTRASTE, DE LA VIDA, AGRIA Y DULCE, SIN CONTRASTES NO EXISTIMOS, AMEN.

11:43 p. m.  
Anonymous Yo dijo...

Hola Predicador y Dr.: Al ver los conmovedores intercambio comentarios del alumno al maestro, he pensado espontáneamente en una imagen muy bonita. Les va a gustar, yo sé que son aficionados al arte.
Ah, no se crea Dr., mucha gente sí piensa que escribir es "hacer algo" y "requiere esfuerzo". Sobre todo si pensamos en escritores en serio o ESCRITORES con mayúsculas: Robert Walser, Roberto Bolaño, Jorge Luis Borges, Philip Roth, Paul Valery, Ionescu, Hermann Broch, Marcel Proust, Mario Cortazar, Alfonso Reyes, Alejandro Casona y un largo etc.
escribir así con minúsculas y con letra times new roman del 7, eso lo puede cualquier eterno adolescente bobo mamón y fresa autoproclamado escritor en internet.

8:41 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

¿Por qué no se consigue una esposa que lo reciba en su casa, que lo escuche y lo quiera?

11:19 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Comentario rupino: ¡Ánimo!

11:27 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Sí,sí, yo me apunto!! (para lo de la esposa!)

5:50 p. m.  
Anonymous Don Leonardo dijo...

Todos vosotros sóis gilipollas. Por favor, considerad mi propuesta de abandono del límite mental.

6:38 a. m.  
Blogger Blog de Javier Hernández dijo...

Este relato parece el primer capítulo de una novela negra. Se siente áspero, amargo... sólo faltó hallar un cadáver. Como sea, mientras haya letras hay esperanza.

11:21 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Al principio, su texto me sonaba como a Günter Grass en Pelando la Cebolla. Más tarde, se noto un poco de desesperación o falta de pluma.

Saludos

5:47 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Es enserio lo de la esposa... podria?

10:52 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal