lunes, octubre 18, 2010

El retablo de Issenheim y mis estudiantes de filosofía

 

La semana pasada les hablé a mis estudiantes del retablo de Issenheim de Matías Grünewald. En la tabla se representa a Jesús crucificado y llagado, con las pústulas del mal de San Antonio, también conocido como "fuego del infierno". El cuadro se encontraba en un hospital especializado en enfermedades de la piel --hasta donde puede hablarse de "especialidades" a inicios del siglo XVI. Los enfermos acudían a la imagen implorando la curación o, cuando menos, buscando consuelo al contemplar las llagas de Jésus.

Uno de los estudiantes saltó de inmediato: "¿Cómo me voy a consolar si incluso Jesús sufre esa enfermedad?". Su objeción me recordó aquellos terribles versos de Borges:

Cristo en la cruz. Los pies tocan la tierra

(...)

Sabe que no es un dios y que es un hombre

que muere con el día. No le importa.

Le importa el duro hierro en los clavos.

No es un romano. No es un romano. Gime.

Nos ha dejado espléndidas metáforas

y una doctrina del perdón que puede

anular el pasado (...)

¿De que puede servirme que aquel hombre

haya sufrido, si yo sufro ahora?

16 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

híjole, eres bien mochazo.

3:24 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Me siento halagado Doctor.
E.E.S.L.

3:24 p. m.  
Anonymous Prepo UP dijo...

El Profe Zagal explicando obras de arte, ja, me río.

3:58 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

De una vez y para siempre, sólo en la "esperanza" somos salvos...

No sólo anular el pasado, sino quebrar la cabeza de la serpiente.

12:27 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

.

2:43 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

el penúltimo anónimo, el de la "esperanza" debe ser un neurótico cuyos síntomas se manifiestan como seudoreligiosidad.

1:36 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Oiga Dr., ahora que anda ud. tan moralista y queriéndonos vender el mito del demonio, debería decir algo sobre el nuevo paquete fiscal, no? Además debería escribir un libro sobre el candidato del PRI, no? (con dedicatoria a sus amigos, que no podemos mencionar por eso de la moderación de los comentarios).

2:35 p. m.  
Anonymous Monsignor Aringarosa dijo...

Cuánta impiedad hay en tu alma hijo mío, rezaré por ti.

4:27 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

seguro es chávez

11:52 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Yo también creo que tus críticos tienen razón: tienes un estilo muy atiborrado. Con menos palabras hubieras logrado mejor efecto.

8:31 a. m.  
Anonymous La voz de la conciencia... dijo...

de todos ustedes, hijos de su pinche mauser. No se salva ninguno: ni amigos, ni enemigos anónimos del Dr. Zagal, yo ahí voy a estar chingándolos por siempre, jajajaja.

4:57 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

no escribas

8:23 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Qué blog tan cagado, oyen buena música pero están todos bien lorenzos.

3:01 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

q el neurótico se la jale

5:23 p. m.  
Blogger Ululatus sapiens dijo...

Alguna vez alguien me dijo lo mismo, Doctor: que la solidaridad en el sufrimiento es más digna de un amigo, si bien impotente, que quiere bien, mas no de un Dios omnipotente. Yo respondí que justamente ésa es la más grande verdad del cristianismo, la ortodoxia pura: la duda rayana en el ateísmo del 'Elí, Elí, lemá sabactaní?!' de Chesterton y Bergman. Slavoj Žižek ha llegado a decir, a propósito de este mismo retablo, que Jesús, con la mano derecha, aparentemente engarrotada, de hecho está haciendo una seña obscena al Padre, en denuncia de la absurdidad del mal en el mundo...

Si eso no es ortodoxia, de la más escandalizante y loca, no sé entonces qué es el cristianismo...

Saludos. :)

11:37 a. m.  
Blogger Brian Van Schwarzchild dijo...

Duda existencialista, si soy aspirante a Filosfia y Letras, eso significa me hare ateo e irrverente.... Liberal sin tapujos..XD

9:16 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal