sábado, noviembre 13, 2010

Yo Satán XLII: El funeral

Cuando el niño cumplió doce años, subieron como de costumbre, y acabada la fiesta, María y José regresaron, pero Jesús permaneció en Jerusalén sin que ellos se dieran cuenta. […]"Hijo mío, ¿por qué nos has hecho esto? Piensa que tu padre y yo te buscábamos angustiados". Jesús les respondió: "¿Por qué me buscaban? ¿No sabían que yo debo ocuparme de los asuntos de mi Padre?".


Suprimido temporalmente

6 Comentarios:

Anonymous Soy sincero dijo...

Too many words! No das tiempo para reflexionar ni para leer (ni sentir) entre líneas. Tus textos son un caos (un titipuchal) de tinta virtual. Tus palabras y frases son conglomerados, escribes con desesperación por escribir, escribir y escribir. Has llegado a confundir la verdadera inspiración con una fluidez que se te da a borbotones, pero no es sino la mecanización de tus malos hábitos de escritura.
Los grandes escritores podrán escribir novelas de 500 e incluso 1000 páginas, pero saben introducir silencios entre las frases: un espacio para el pensamiento y la emotividad. A ti te falta el don, no estás a la altura, y no intentas o no puedes mejorar.
Lo siento, creeme que no es para molestarte

Firma:
Un cŕítico literario que prefiere permanecer anónimo.

3:55 p. m.  
Blogger Esponjita dijo...

nel... a mí si me gustó. El ritmo es bueno.
Además, los "grandes escritores" es un género demasiado heterogéneo ¿no es así 'soy sincero'?

10:38 p. m.  
Anonymous El Doitorvater dijo...

Héctor no hagas caso de gilipolleces y sigue escribiendo chorradas. Vosotros jóvenes talentos de la literatura, haced caso de los consejos de mi discípulo preferido y sed buenas personas.
Me despido, por ahora, y os saludo desde el Reino de Navarra.

7:29 a. m.  
Anonymous Alex Ferri dijo...

En los asuntos de su padre, ¿estaba haciendo una mesa o un librero?

9:17 p. m.  
Blogger Francisco Daniel dijo...

Sobre el funeral:
Quien asiste a un funeral por primera vez entiende que algún día le tocará pasar por lo mismo.

4:13 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Hector:
Deveras te ocupas de los asuntos de tu padre?
Ego, ergo, ego, ergo...
Ni hablar, sigo en el anonimato

6:47 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal