martes, enero 11, 2011

¿Qué piensan? ¿Lo publico?


“… aún era lo bastante joven para pensar que tenía posibilidades de llegar a jugar en la liga profesional, pero lo bastante mayor para cuestionar la existencia de Dios. Había leído el Manifiesto comunista, aunque aún me gustaba ver los dibujos animados del sábado por la mañana”.

Paul Auster, Experimento con la verdad


22 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

Cierto: la verticalidad es el problema....

8:58 p. m.  
Blogger Armando Virto dijo...

No creo estar plenamente desacuerdo con usted Doctor.
Sin duda alguna usted tiene toda la razón respecto a que la Iglesia Católica está sufriendo una crisis gravísima por causa de sus jerarcas y de los escándalos por motivo de los abusos sexuales.
Sus críticas están muy bien fundamentadas, sin embargo ¿qué piensa que se debería hacer?
Primero. Considera usted que la estructura vertical de la Iglesia es una de las causas de su crisis, dado que los jerarcas no se dan a la autocrítica. Muy bien, ¿qué hacer? ¿convertir a la Iglesia en una democracia? Doctor, usted sabe muy bien que la gran mayoría de católicos, al menos en nuestro país, ignoran incluso los principios más elementales del catecismo. Lo cierto es que el "Pueblo de Dios", en general, no posee los criterios para emprender verdaderos cargos en el gobierno de la Iglesia. Incluso me parece que teológicamente tampoco es compatible esta idea.
Del mismo modo la misma ignorancia de la masa seglar es una razón para encubrir los delitos de eclesiásticos. ¿Por qué? Porque la Iglesia Católica no es solo una religión que busca adeptos. Sino que precisamente "intenta" cumplir la misión encomendada por su Señor: "Vayan por todo el mundo, anuncien el Evangelio a toda la creación. El que crea y se bautice, se salvará. El que no crea, se condenará". En ella recae (Desde la Teología católica) la responsabilidad de transmitir la salvación de Cristo. "Fuera de la Iglesia no hay salvación" (¿San Agustín?). He aquí el gran problema ¿Como ser autocrítico cuando se "tiene" que ser perfecto? ¿Por qué? Porque desafortunadamente la ignorancia de la gran mayoría de católicos, de los medios de comunicación y críticos sin el rastro más mínimo de conocimientos teológicos creen que la Iglesia debe de estar exenta de tener miembros o ministros "malos" y concluyen de los mismos que la Iglesia entonces también debe ser "mala". En pocas palabras la lógica simplista de las personas y su falta de criterio no les dan la posibilidad de reconocer que los errores de los miembros no suponen que la Iglesia entera sea errónea.
La Iglesia entonces "necesita" ser perfecta para cumplir su misión, necesita ser perfecta porque "El Pueblo de Dios" falto de criterio solo está esperando el más mínimo error para condenarla inquisitorialmente.
La Iglesia tiene que encubrir los crímenes de sus miembros para que sus "fieles" la crean perfecta, permanezcan en ella y de esta manera pueda darles la salvación. De ningún modo estoy justificando ni a los jerarcas que han encubierto estos crímenes, ni mucho menos a los responsables de los mismos. Lo que yo digo es que la razón por la cual la Iglesia se ve en la necesidad de hacer esto es en cierto sentido por evitar su fracaso en su misión. Necesita de su prestigio porque la sociedad se lo demanda para pertenecer a ella y darle la categoría de "buena".
Obviamente todo esto está totalmente mal, pero la crisis de la Iglesia ha sido causa por la misma sociedad, por la ignorancia laical, por el posmodernismo-liberal que no duda en criticar lo que haya en su paso si no va a "su paso", sin tener el menor criterio posible.

9:11 p. m.  
Blogger Armando Virto dijo...

Del mismo modo Doctor usted propone una evolución en el gobierno de la Iglesia, sin embargo como usted bien lo sabe tenemos el gravísimo problema del "Magisterio" y la "Tradición", no contradecirlos es fundamental. No podemos olvidar las consecuencias que surgieron a raíz del Vaticano II ¿Razón? El bendito Magisterio. Tanto el cisma Sedevacantista y el Tradicionalista acusan que el Vaticano II ha contradicho a la Sagrada Tradición ¿Así habrá sido? No lo sé puesto que no soy Teólogo, lo cierto es que la Tradición implica un mecanismo que permite conservar a la Iglesia de posibles excesos modernistas, sin duda alguna la Iglesia siempre tendrá un deje conservador por más Juan XXIII y Juan Pablos Segundos que haya. El problema es que una reforma en su gobierno traería las mismas consecuencias que el Vaticano II, incluso tal vez necesite de un concilio para su discusión y realización.
Ya me puedo imaginar los nuevos cismas y a los nuevos Lefebrev. Los cambios de ese tipo solo generan más crisis. ¿Entonces debemos dejar lo ya establecido aunque demuestre su ineficacia?
La pregunta es si verdaderamente es la estructura vertical de la Iglesia la causa de el encubrimiento de sacerdotes pederastas.
Me decía hace algún tiempo una compañera protestante del colegio "Deberían permitirles a los sacerdotes casarse", he aquí el mismo problema: reforma = concilio = tradición =cisma =crisis.
¿Acaso la Iglesia no debe atreverse? ¿Acaso la Iglesia no debe arriesgarse a un nuevo "aggiornamento" como lo propuso Juan XXIII?
Tal vez, sin embargo la Iglesia tiene aún fresa la memoria de las consecuencias del Vaticano II, sino ¿Por qué los papas siguen en contra del uso del preservativo? Comprendo sus argumentos en contra del anticonceptivo, entre otros métodos, sin embargo los argumentos teológicos en contra del condón no me convencen, son más fuertes los argumentos éticos y bilógicos. El problema es que el Magisterio ha hablado acerca del condón y ¿cómo es que se contradecirá al magisterio?
Ese es, ha sido y siempre será el gran problema Teológico de las reformas, "La Tradición".
Ahora bien, independiente de los problemas teológicos que puedan generar los "cambios estructurales" queda una pregunta más importante ¿verdaderamente estos cambios son la solución al problema? ¿hay que apostarle a los laicos? Yo sigo firme en mi postura de la "ignorancia laical", al menos aquí en nuestro país. Sería necesario primero "imponer" una verdadera formación teológica como requisito para la recepción de los sacramentos. Sin embargo esto solo lograría que los "fieles" NO RECIBIERAN LOS SACRAMENTOS. Así es, estoy seguro que su pereza, sus muchas ocupaciones o su indiferencia religiosa darían como consecuencia una considerable baja en las celebraciones de bautizos, confirmaciones y primeras comuniones, y de nuevo la Iglesia fracasaría con su misión.
Ahora bien, si dejamos a un lado la ignorancia del laicado, la imposibilidad de las reformas pertinentes a causa de los complejos teológicos, ¿la intervención de los laicos en el gobierno de la Iglesia ayudaría en algo? SIN DUDA ALGUNA QUE SI, Sería la solución. Yo comprendo su argumento Doctor, sin duda alguna la intervención de laicos verdaderamente formados en teología permitiría la introspección que usted me había señalado que ocurre en países como Estados Unidos. La intervención de los laicos imposibilitaría el encubrimiento de los crímenes, permitiría la autocrítica e incluso permitirían un correcto mecanismo de denuncias.

9:12 p. m.  
Blogger Armando Virto dijo...

Pero mi postura es que tal remedio es una utopía imposible realizar de manera Universal y mucho menos en nuestro país. No solo por los problemas Teológicos, ni por la ignorancia de los seglares, sino también porque la jerarquía no les concederá jamás tanta libertad y responsabilidad a los laicos. Claro está, ese es precisamente su punto, eso es precisamente lo que critica usted. En eso, estoy totalmente de acuerdo con usted; el gran problema de la Iglesia es el absolutismo en que ella se ha posicionado precisamente buscando un mejor control del poder tanto ante sus fieles, como tanto de parte de la jerarquía ante el resto del clero, tanto como Institución ante la sociedad, el Estado y de manera internacional.
Dice usted que “La Iglesia debe abrir en su seno espacios para la crítica y la denuncia”, en ese que es su punto central no puedo objetar nada porque estoy totalmente de acuerdo, esa sería la solución al problema de los abusos por parte de miembros del clero. Pero como usted mismo lo mencionó, no lo es ante el encubrimiento por parte de la alta jerarquía.
Referente a lo de su amigo periodista, él actuó con lealtad a nuestra “Santa Madre la Iglesia”. ¿Por qué? Repito lo que ya mencioné anteriormente sobre el por qué del encubrimiento a los crímenes de miembros de la Iglesia, la sociedad exige la pureza de sus miembros, so pena de considerarla “mala” e imperfecta. La ignorancia laical también resentiría la riqueza de sus jerarcas y la moral predicada por la misma, caerían en la decepción, la Iglesia perdería adeptos, y de nuevo fracasaría en su misión. Debemos denunciar los crímenes de sus miembros sin duda, pero no exponerlos públicamente, sin embargo tal cosa es imposible, los medios de comunicación solo esperan la más mínima provocación para escandalizar en contra de la Iglesia.
Por último manifiesta usted que el origen de la crisis es la estructura piramidal de la Iglesia y hasta que rasgo debemos considerar la misma como un rasgo esencial o como un resultado histórico. Sin duda es un resultado histórico en la búsqueda de su unidad, (no olvidemos el gran cisma de oriente), en la búsqueda de poder y autoridad ante los monarcas durante la Edad Media, en la lucha por sobrevivir ante el despotismo ilustrado, los Estados comunistas, las grandes conflagraciones mundiales y sobre todo el mundo posmodernista. ¿Es esencial? Sin duda lo ha sido en el pasado y le sigue siendo de utilidad actualmente, y dudo mucho que piense dejar atrás ese sistema. La pregunta persiste, ¿es esencial? Tal vez no tan rígidamente, pero si Jesús lo ha establecido de este modo y la asistencia del Espíritu Santo ha dado origen a lo mismo, pues yo pienso que sí.

9:12 p. m.  
Blogger Peritos dijo...

La debilidad humana...

A veces cuesta mucho más trabajo creer que Dios se hizo hombre, ¿verdad...?

Saludos cordiales, mi estimado Dr.

9:34 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Chale, cómo hemos cambiado doctor Zagal...

12:14 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

De nada sirve, Sr. Zagal y Sr. Armando, que se pierdan en esos rollos mientras no llamen a las cosas por su nombre y se sigan dorando la píldora entre uds. Mientras no vean las cosas de frente y quieran tapar el sol con un dedo todo va a seguir igual.
Todo lo que dicen es muy bonito pero siguen resistiéndose a aceptar la realidad. La prueba de ello es que en medio de sus debrayes mencionan a un Sr. llamado Juan Pablo II como una cierta autoridad moral en medio de este cochinerío. Uds. quieren autoconvencerse (y convencer a otros) de que tal personaje viene a cuento porque tiene un perfil parecido al de Juan XXIII o porque pidió perdón por los errores de la Iglesia en el pasado. Pero este Sr. viene a cuento aquí como alguien que estaba plenamente enterado de muchas acusaciones gravísimas de pederastia desde mucho antes de morirse.
Hace falta mucha imaginación para inventarse eso de que Wojtyla no sabía nada de Marcial Maciel, que sabían Ratzinger, Mullor, Sodano y el Arzobispo Primado de México, mientras Wojtyla no tenía ni idea.
Mientras uds. sigan sacando a colación (con toda inocencia o todo descaro) a este Sr. y se nieguen a ver que él estaba metido hasta las narices (al menos por su irresponsabilidad y su insensibilidad hacia las víctimas), va a seguir el jueguito de los encubrimientos y las mentiras piadosas. Uds. podrán decir misa, pero estarán ahí festejando cuando lo canonicen. Harán toda clase de malabarismos dizque intelectuales y teológicos con tal de no aceptar los hechos no en abstracto, sino en su crudeza. Así seguirá triunfando la ideología sobre la justicia.

6:40 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Mi nombre es gustavo...no pude abrir mi cuenta, pero mi opinión es:

1) la verdad es abierta, lacerante si se quiere ver, "cubrir" en "pro" de un bienestar que sólo sirve para "aparentar", ha hecho que muchos católicos desistan, puesto que si no se demanda ¿qué sucede?, lo que pasó con los legionarios, una desepción mayor. Me parece que el Espírtu Santo, si recuerdo bien, nunca se encubre en la apariencia y la mentira, sino que ES. Por ello, apostar por una "PERFECCIÓN APARENTE", me parece lo más detestable y ruin y eso, en lo personal, resulta tan perjudicial como los mismos crimenes cometidos.

2) La crítica es necesaria, al interior y al exterior de cualquier institución. La tradición se debe conservar pero apoyandose de los nuevos métodos. Jesús (el primer gran reformador) era claro al dar el mensaje, no le importaba mucho los detalles y las normas, para él todo se reducía a "amar a Dios y a tu prójimo con todo el ser", tradición simple, me parece de seguir, lo demás, creo que sólo ensancha el mejor modo de amar, y por tanto, se puede ser flexible con las normas que no atentan contra la entrega plena a Dios a trvés de la Iglesia.

9:27 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Valiente y agudo, un poco mocho y un poco largo

10:16 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

No lo publiques, es muy tibio porque no te animas a criticar a fondo, le das vueltas y vueltas y no das nombres, coincido con los dos anónimos de arriba

12:08 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Me parece fuerte el argumento de un anónimo de arriba. De nada sirve hablar en abstracto de lo que ya todos sabemos si no se amarra uno los pantalones y dice nombres. Me parece pérfido traer a colación los shows mediáticos, la terminología y la presunta apertura de Juan Pablo II cuando él fue una de las piezas clave del sistema de encubrimiento. Lo demás son cuentos que se están inventado para proseguir con una beatificación y una canonización moralmente discutibles.

12:26 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Me gusta lo que dijo Gustavo sobre el Espíritu Santo, que ES y no aparenta perfección. El problema es que ya chole, la Iglesia lleva muchos siglos aparentando.
Ya ni chinga Dr., no publique eso. Tienen razón sus críticos anónimos: se pone a hablar en abstracto lo que todo el mundo anda diciendo, pero introduce subrepticiamente a Juan Pablo II para alabarlo implícitamente. Pero la gran pregunta que se hace la opinión publica madura es justamente qué tenía que ver Juan Pablo II (y el actual Benedicto XVI) con los encubrimientos, y de ser así, si es viable éticamente la eventual canonización de aquél. Al toro por los cuernos Dr., o se dirige ud. a inteligencias ilustradas y críticas para hablar en serio o si no, pos mejor siga escribiendo sobre exquisiteces culinarias.
Al perro casi matarlo para sacarle las pulgas. Que bueno que se cuestione a la Iglesia con la RAZÓN y el DERECHO. No nos saque a colación "la tradición", los "mitos de la razón pura ilustrada" ni lo que dijo Gadamer sobre "la reivindicación de los prejuicios" (todo esto mal entendido por ud, en mi humilde opinión) ni lo que haya dicho Juan de la Chingada. La Iglesia, como toda institución, debe rendir cuentas ante la opinión pública adulta, la justicia secular y el Estado.El proceso de cuestionamiento a fondo y estricto es irreversible, aunque algunos se resisten a aceptarlo. O bien ud. le entra de verdad a los chingadazos argumentativos, o bien mejor le sigue haciendo a la mamada y nos entretiene con otros temas menos peliagudos y con sus fantasmas musicales.

1:00 p. m.  
Anonymous El fantasma de las discusiones bizantinas dijo...

buu, buu

4:31 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Y son muchos los personajes mexicanos que sabían de los abusos de maciel, quieres que te diga algunos nombres?

5:05 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Yo también pienso que es caer en el mismo juego de los encubrimientos y la hipocresía hablar en abstracto de la crisis de la Iglesia y recurrir a Juan Pablo II como a una autoridad moral o intelectual. Es mencionar la soga en la casa del ahorcado. Dr., no publique el texto, es la misma rata pero revolcada.

7:16 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Estaría chido penúltimo anónimo que nos dijeras los nombres de esos personajes mexicanos.

11:50 a. m.  
Anonymous El fantasma del encubrimiento (con nombres y apellidos) dijo...

buu, buu

2:05 p. m.  
Anonymous El fantasma del encubrimiento 2da parte (hagan memoria) dijo...

buu, buu

2:58 p. m.  
Anonymous El fantasma de un hombre valiente contra un mocho dijo...

buu, buu

6:39 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Al menos esto ha provocado debate, yo ya ni lo leí...

11:53 a. m.  
Anonymous Prepo UP dijo...

Mire profe, encontré unos monos que se parecen a los que puso ud. para adornar su larga perorata!

5:54 p. m.  
Blogger Brian Van Schwarzchild dijo...

O.O ! Los niños no entendieron el mensaje ...
El pequeño texto representa una aluci[on a algo tipico que me recuerda a Rimbaud, a Fran Ilich, y todos los que se creyeron comunistas ... Somos jovenes intentando encajar en un mundo pero hasta ahora las caricaturas tienen un poco mas de verdad por el momento ... Me apunto.

9:08 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal