domingo, enero 09, 2011

Trivialidades 2

Domingo 2 de enero
Escribí mis propósitos de nuevo año, entre ellos, nadar a diario, aprender inglés (me temo que no lo cumpliré), abandonar las drogas, pintarme las patillas, ahorrar para mi cirugía de nariz, traducir a Píndaro, estudiar a Hegel (tampoco lo cumpliré, prefiero a Borges)
Lunes 3 de enero
Acudí a la oficina de la Panamericana. Llené informes. Contesté correos. Revisé tesis. Repasé el Ars amandi de Ovidio, en un traducción al castellano (me choca que le llamemos "español") digna de Sade; opté por el latín. Hacia el mediodía, me tomé un café con Fernando G., quien acaba de regresar de Alemania; es un gran hombre, un amigo entrañable y, sin duda, una de las promesas intelectuales del catolicismo mexicano. Lamentablemente, los obispos tienen la cabeza en otros asuntos. Por la noche, retomé la lectura El manantial de Ayn Rand, regalo de Joaquín y Jorge.
Martes 4 de enero
Proseguí escribiendo un texto sobre la ética de Aristóteles. Me arrepiento de muchas acciones, pero no de haber dedicado una larga parte de mi vida al Corpus aristotelicum. Por la noche, asistí a la tradicional fiesta nudista de inicio de año. Como soplaba el fresco, utilicé una bufanda de Hugo Boss que combinaba con mi tono de piel.
Miércoles 5 de enero
Escribí. Estudié. Pagué impuestos. Cobré un cheque. Revisé una notas sobre Newman. En mi opinión, se trata del gran teólogos católico de la modernidad. Vi Los viajes de Gulliver: una película verdaderamente detestable, una vulgar comedia gringa que arruina una historia magnífica. Por la noche, bebí una copa de vino con Eduardo y Alejandro. Ambos están por viajar al extranjero a doctorarse, dos individuos geniales, amables, ocurrentes, inteligentes, afables, simpáticos: Tuve la fortuna de darles clase en bachillerato. Otra acción de la que no me arrepiento: dar clases en preparatoria. En el aspecto profesional , dos son las actividades que más me llenan: escribir y dar clases en preparatoria, además, claro está, de firmar recibos de honorarios.
Jueves 6 de enero
Partí la rosca de Reyes en la Panamericana; me saqué "el niño". Llevaré tortas de tamal para el próximo 2 de febrero. Me buscó el secretario particular de un politiqullo no demasiado importante; me ofreció una beca generosa a cambio de escribir un libro en su favor. En un arranque de dignidad, rechacé la oferta. ¿Y ahora cómo pagará la hipoteca de la casa? Al medio día, comí en el Mazurca con P. Mi queridísimo exalumno P. es un amigo leal, culto, elegante, ytodo un personaje. Bebimos vodka frío y comimos pato. Por la noche, grabé un programa sobre los reyes magos para la radio. Me encantan los evangelios apócrifos, especialmente el episodio en el que el Niño Dios fulmina a un chamaco que se tropieza con él.
Viernes 7 de enero
Seguí trabajando en mi manuscrito sobre Aristóteles. Por la noche bebí una cerveza con Juan R. en el decadente bar de un barrio de dudosa reputación. ¡Mandé al traste todos mis propósitos!
Sábados 8 de enero.
Por la mañana, para aprovechar el final de vacaciones, visité Oaxtepec. Me metí a a la alberca. Estaba tan llena, que no me mojé. Por la noche, cené en Les Moustaches: filete en salsa de queso y souflé de cognac.
Domingo 8 de enero
Me levanté tarde. Desayuné en la cama. Asistí a misa a La Candelaria de los Patos. En Loreto, gocé de Megamind: realmente es divertida. A media tarde, recibí un desalentador mensaje de O.

Etiquetas:

4 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

: )

6:58 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Puta, no vas a leer a Hegel; prefieres leer a Borges (la comparación no tiene sentido); vas a seguir leyendo a Aristóteles en vez de leer a otros (digo, para enriquecer la lectura misma de Aristóteles, no?);te gusta dar clases en prepa para mangonear el cerebro de los púberes en vez de discutir con adultos hechos y derechos; te la pases presentándonos alumnos "geniales" que sólo los conoce su mamá...
Estás cabrón.

6:38 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Sin duda prefiero la literatura de Borges que la literatura de Hegel, Hegel es de hueva

9:56 a. m.  
Blogger Manuel dijo...

Ya lo extrañabamos en el club, doctor.

10:42 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal