sábado, enero 15, 2011

Trivialidades 3 2001

Mentira y falsedad es lo que rodea a uno por todos lados, y eso resulta, a veces, insoportable.

Dostoievski

Lunes 10 de enero

Releo El arte de ser feliz de Arthur Schopenhauer, traducido y editado por mi difunto amigo Franco Volpi. Me sorprende la cantidad de ignorantes que predican sobre Schopenhauer sin atender a la cantidad de veces en que Aristóteles remite a Schopenhauer.

G. me deja "plantado". Peor para él.

Martes 11 de enero

Tras muchos años, me regalan la filmografía completa del Santo. El domingo me dedicaré a ver películas. Hablo en la preparatoria sobre los conventos mexicanos del siglo XVI. Tras muchos esfuerzos, logro memorizar los nombres de mis alumnos. Lamento, muy de verdad, no haber logrado memorizarlos antes.

Miércoles 12 de enero

El político de quien he hablado insiste en que escriba un texto en su favor. Me ofrece, además, un pequeño escándalo sobre cierto clérigo mexicano que recibió una casa de campo como regalo de un ex gobernador. Reviso fotocopias de documentación. Hay cabos sueltos. Mi abogado me aconseja no meterme en líos sin todos "los pelos en la mano, no por el gobernador, sino sobre todo por el obispo”. Como soy un ingenuo, desconozco el significado de tales palabras.

Jueves 13 de enero

Compro una bufanda morada y unos boxers que combinan con ella. Repaso algunas partes del diario de J. H. Newman. Insisto: es el gran teólogo de la modernidad. ¡Qué pena que los católicos no lo estudien! Me aburro enormemente con la Paradoja acerca del comediante de Diderot. Bebo un par de cervezas con J. R en Le Cirque.

Viernes 14 de enero

Por la tarde, me sorprende la noticia de que Juan Pablo II será beatificado. Un diplomático europeo de segundo nivel, con sede en México, que le reporta al embajador, me sugiere publicar artículo defendiendo la decisión de Benedicto XVI. Le respondo que yo no puedo publicar cada vez que quiero y, sobre todo, que yo soy laico ignorante, inexperto en las "complejidades del derecho canónico". Soy, simplemente, un profesor de preparatoria que a duras penas sabe leer el catecismo del padre Ripalda. El diplomático se enfada conmigo. Por la noche, en el programa de radio, hablo sobre trompos, baleros y Flor de Juegos Antiguos de Agustín Yáñez. Bebo un par de tragos en el Revés de Polanco en el DF. Pobres de los nuevos ricos que confunden Polanco con Nueva York.

Sábado 15 de enero

Hablo en clase sobre la respuesta kantiana a al emotivismo moral de Hume. Tiro a la basura, por aburrido, a Diderort. Como con Alejandro y su familia en mi casa. Alex me regala el Diario de un escritor de Dostoievski.

9 Comentarios:

Anonymous Anónimo Bueno dijo...

El diario de Dostoiesvki es uno libro tan importante como desconocido por los críticos. Enhora buena por el regalo

2:58 a. m.  
Anonymous Anónimo Malo dijo...

A huevo vas a terminar defendiendo la beatificación del "Siervo" de Dios. Tú siempre has apechugado y además tú mismo te la crees.

3:35 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Es una gran hipocresía dejar diluirse el caso Juan Pablo II-Encubrimiento-de-pederastas en "las complejidades del derecho canónico". Juan Pablo II sí que sabía y sí que tomó medidas respecto de sacerdotes pederastas. A sabiendas de la culpabilidad del ex arzobispo de Boston Bernard Law (encubridor de un buen número de sacerdotes pedófilos, muchos de ellos hoy el bote) lo hizo Arcipreste de la Iglesia de Santa María la Mayor en Roma. Eso cuando ya había de por medio procesos penales en los EU. Hay que estar loco para afirmar que Juan Pablo II de nada se enteraba, que vivía en un cuarto negro sin internet, TV o radio y que sus colaboradores no lo dejaban salir a la calle ni leer periódicos, no se fuera a enterar de cosas malas y los castigara a todos.
Tan sólo el caso de Bernard Law demostraría que no es creíble la teoría de que Juan Pablo II simplemente no sabía de la dimensión de inmoralidad y criminalidad de sacerdotes pederastas. Menos aún es sostenible que Juan Pablo II tomaba inmediata acción contra pederastas o sus encubridores. Podrán presentar un millón de milagros, pero ninguno de ellos cambia lo inmoral en moral o santo.
Sólo para que reflexionen un poco quienes siempre están dispuestos a sacrificar la realidad de la injusticia y del crimen a sus particulares ideologías pseudoreligiosas y a ídolos con pies de barro (Juan Pablo II).
Este proceso de beatificación es un escándalo, apartará a muchos católicos de la fé, agravará la crisis de la Iglesia y se sumará a la ya larga lista de procesos turbios de beatificación y canonización de sujetos nada ejemplares. Es puro "fast track" y no tiene ni de lejos el más mínimo rigor con que se examinó, interrogó y estigmatizó a teólogos como Leonardo Boff, Jon Sobrino e Ignacio Ellacurría.
Allá aquel que piense que se puede ser santo con todo y haber encubierto o solapado crímenes como el abuso sexual de menores. Que asco.

9:26 a. m.  
Blogger Armando Virto dijo...

Ahora ya recuerdo quien es Newman. No había logrado recordarlo cuando me recomendó leerlo. El reciente cardenal converso del anglicanismo beatificado por Benedicto XVI.

También yo hace poco me enteré con sorpresa de la Beatificación de Juan Pablo II, justo cuando pensé que quedaría estancado.
Supongo que és para proclamar y defender su santidad ante la polémica por el caso Maciel y también desviar un poco la atención.

10:19 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Pinche zagal... eres maquiavalico, pero ni quien de los pendejos que leen este puto blog entiende, lero, lero, confirmo que eres un hijo de la chingada escribiendo, y me vale madres que me censures

1:00 p. m.  
Anonymous Anónima Buena dijo...

¡Yo tampoco entiendo, pero me súper, súper encanta este blog, está guay!

2:14 p. m.  
Anonymous El Santo contra Blue-Demon dijo...

Todo esto ha sido inventado por el mismísimo Zagal para confundir a sus lectores. Los supuestos "anónimos" son sus secuaces y colaboradores en este juego de confusiones.

4:20 p. m.  
Anonymous San Rafael dijo...

Héctor,
Los Patriarcas Abraham, Isaac y Jacob, los Profetas mayores y menores, incluido Jonás (que estuvo tres días dentro de una ballena, mal llamada mamífero terrestre evolucionado), San Luis que fue Rey de Francia y Santa Juana de Arco pedían que el Altísimo castigara tu soberbia y que el Arcangel San Miguel te llevara, por las buenas o por las malas, al lugar donde se pierde toda esperanza.
No obstante, la Divina Misericordia se apiadó de ti y te envió mensajes que sin embargo ignoras o desprecias, a falta de buen espíritu.
Ese diplomático menor, no era él quien hablaba, sino la Divina Providencia. Tienes que escribir esa defensa que se te está encomendando. No debes mostrar escrúpulos que no te quedan, ni poner como pretexto que eres un profesor de prepa y nada más. Actúas como infante chiquito que tuviera miedo del coco o de algún perverso con malas y sucias intenciones que actúa encubierto. Pero como ya tienes "pelos", pues no te queda.
Mira, no es la primera vez que escribes sobre lo que no sabes, no una página sino cientas. Eso no te debe causar mayores molestias.
Tú tienes que escribir lo que te digan, y si dicen "rana" tú brincas. Para que resulte todo más fácil, lee el libro de una periodista cuyo nombre comienza con V y cuyo apellido comienza con A. Tú simplemente tienes que repetir (con tus propias palabras) lo que ella dice. No ha de ser muy complicado como para que pongas tanto pretexto.
Si no lo haces, caerá sobre ti la cólera de los Apóstoles Pedro y Pablo y serás anatema.

4:48 p. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Diplomáticos europeos y embajadores mis huevos. Yo sé a qué chingados te refieres. Ni modo mano, no te queda sino apechugar, como te dicen acá el anónimo y el Arcangel.

7:36 a. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal