martes, julio 24, 2012

Buenos Aires IV: agridulce


  1. En Buenos Aires los museos cierran los lunes. Nada más lógico. Pero muchos  cierran también los martes, lo cual resulta raro en una ciudad con vocación turística. ¿Tendrá algo que ver con el subdesarrollo?
  2. Lo mismo sucede con los teatros.
  3. Hoy cortaron la energía eléctrica en las fuentes de las plazas de la ciudad, porque las autoridades no le han pagado a la compañía eléctrica.
  4. En las noticias, previenen a los automovilistas: los "limpia parabrisas" se han diversificado ya hora roban a los conductores.
  5. El fin de semana se fugó un asesino de una cárcel de alta seguridad. La autoridad no se dio cuenta sino un día después.
  6. Comí una deliciosa empanada de carne,  bife de chorizo y puré de papas. Hay que pedir la carne jugosa. "En su punto" significa bien cocida. En verdad es muy buena la carne, pero es tan cara como en el Puerto Madero del DF.
  7. Los alfajores de Havanna son deliciosos. Otra aportación de los árabes a España. No sé porqué no llegaron a México.
  8. Mi anfitriones me regalaron una portafolio de carpincho. Tanta hospitalidad me abruma. Los invitaré a cenar mañana.
  9. Me enteré que en su momento, los Estados Unidos arrasaron un puerto argentino como represalia por haber capturado algunos barcos que pescaban y pescaban sin permiso.
  10. También en la guerra de independencia de Argentina hubo sacerdotes. 
  11. Las casas de cambio clandestinas tienen vidrios blindados y se anuncian en las principales calles.
Por momentos me siento en México


lunes, julio 23, 2012

Buenos Aires III: el regreso del pesimismo


  1. Mucho trabajo y pocas resultados económicos, pero mis encantadores anfitriones se han encargado de compensar la fallida empresa editorial.
  2. El país está por colapsarse. La inflación se siente ya de un día a otro. Me parece que este país sólo exporta carne y futbolistas, lo cual es un error, podrían exportar alfajores. Las importaciones escasean. 
  3. El Río de la Plata es como río Churubusco. Sólo que en el Río de la Plata corre el agua y tiene 200 kilómetros de ancho a la altura de Buenos Aires. De verdad es impresionante este puerto fluvial.
  4. Recorrí el delta del Paraná en una lancha digna de la costera de Acapulco. El paisaje es espectacular, salvo por un anuncio de Pepsi.
  5. La ciudad de Tigre es como la colonia Roma en los años 70, pero descuidada y con un maravilloso río.
  6. Los coches contaminan horrores.
  7. Bife de chorizo con batatas en Villa Julia en ciudad Tigre. Muy bueno. Es un palacete hermoso. Ahora es un hotel boutique de cuatro estrellas que le puso el dueño motu propio.
  8. Estoy feliz porque la mitad de los porteños usa boina como yo.
  9.  La oferta de teatro en Buenos Aires es impresionante.
  10. El encanto de la ciudad es que el tiempo se detuvo para bien y para mal. Se conservaron los edificios y los muebles, pero nadie la ha limpiado ni arreglado desde que Evita murió.

domingo, julio 22, 2012

Buenos Aires II: el regreso del optimismo

Mis anfitriones en Argentina son encantadores.  X es un funcionario cultural, joven e inteligente, y Madame Y es una empresaria de edad madura, audaz, práctica y distinguida. Me han dado dos consejos muy buenos: "El que convierte no se divierte" y "Comportarme como turista después del trabajo".

  1. Me llevaron a Señor Tango. Lo siento, pero me pareció horrorosa la apología inicial del exterminio de indígenas. Pero luego seguí el consejo y me comporté como turista. Vibre con el "No llores por mí Argentina". Casi se me salen las lágrimas. A Mariana le gustaba mucho esa canción. El tiempo ahonda ciertas heridas. 
  2. Comí una pasta extraordinaria en Campo de Fiori.
  3. Compré un par de cinturones en la calle.
  4. Visité el Jardín japonés. Lo encontré sucio, pero saqué una docena de fotografías; adjunto una de ellas.
  5. Escuché el coro de la catedral, un edificio neoclásico.
  6. Bebí una cerveza en Puerto Madero.
  7. Caminé por la calle Florida.
  8. Charlé con un anciano taxista sobre política. El hombre criticó ferozmente a Eva Perón, pero al final comentó, "pero ella fue la primera que se acordó de nosotros; le regaló un balón de futbol a mi padre".
  9. Alguien pensó que yo soy empresario teatral y que tengo dinero para comprar obras. Recibí tres invitaciones para ver algunas puestas en escena. Los saqué de su error. ¿Yo empresario? ¿Inversionista? Pero mantuvieron las invitaciones.
  10. Cené bife de chorizo y dulce de leche. ¡Mis triglicéridos! 

sábado, julio 21, 2012

Buenos Aires


  1. Los dos aeropuertos me recordaron una estación de autobuses mexicana.
  2. Información oficial sobre los precios de la transportación engañosa: omiten decirte que además cobran peajes e impuestos.
  3. Las maletas tardan en salir mucho más que en México 
  4. Compré unas pilas en un supermercado y resulta que no servían.
  5. La gente pasea con sus perros sin recoger las heces de sus mascotas. 
  6. Las ciudad está llena de colillas y papeles.
  7. La compra y venta de dólares fuera de los bancos está prohibida, pero el periódico publica la cotización del dólar paralelo en la City.
  8. Inflación galopante. ¡Buenos Aires es más tan cara como Madrid!
  9. Gnocchi. Linguine. Spaghetti.Tagliatelle. Tortellini. Cobran la salsa aparte.
  10. La carne está por los cielos. 
  11. Los artículos de cuero son inaccesibles para un profesor como yo.
  12. Mis amigos y colegas me han prevenido: la ciudad es insegura. Incluso en los restaurantes de comida rápida hay guardias de seguridad.
  13. Los automovilistas son tan descorteses con los peatones como en la Ciudad de México.  
  14. Los grandes edificios hablan de un pasado, tal vez mítico, de opulencia.
  15. No hay personas obesas.