miércoles, enero 29, 2014

Elysium: la radiografía de México

4 Comentarios:

Anonymous San Rafael dijo...

Héctor,

Mal, muy mal, horrendos castigos y tormentos infinitos te esperan en el infierno. De paso tus cuates serán también achicharrados.

1:52 a. m.  
Anonymous Anónimo dijo...

Estimado Héctor:

Coincido con lo que dices acerca de la película Elysium, y con solo ver los “cortos” –no se necesita más para saber de qué se trata este tipo de películas—inmediatamente pensé en Santa Fé, Nueva Ciudad de México. El desarrollo, las comunicaciones, las tiendas de productos orgánicos, las boutiques de mas alta moda, los edificios inteligentes y las agencias de autos de superlujo atienden al segmento de la población que vive mejor en nuestro país. Y tal cual en Elysium, en el Elíseo mexicano la gente es mas sana, vive mas años y mejor, con acceso a las mejores clínicas, doctores y hospitales. Esto claro sucede en todo el mundo: los cirujanos de la Mayo Clinic atienden a la élite mundial, no al ciudadano americano medio o bajo de recursos, que se tiene que conformar con el hospital local, y hasta hace no mucho, no tenía ni con qué pagar al médico. El modus vivendi y operandi de los EEUU se ha exportado a todo el mundo. Todas las universidades privadas comenzaron a moverse al Elíseo mexicano después que la entonces nueva Ibero fuese construída ahí a mediados de los 80’s, previendo muy acertadamente que se avecinaba una desbandada de personas de clase alta, su clientela, hacia la zona. En el valle, allá abajo y mirando hacia arriba al Elíseo mexicano, quedaron no solo las cada vez mas grandes zonas de pobreza --muchas de estas sin siquiera agua--, sino también quedan amplias zonas que otrora fueron de clase media, donde vivían profesionistas y quizá burócratas y ahora son zonas de combate entre pandillas, tráfico endemoniado, sucias desde las calles hasta las paredes, atrincheradas con rejas, cadenas y pseudo-policías de los que nadie confía a ciencia cierta.

Un abrazo desde el Elíseo americano
--Enrique del Castillo
P.D. No le hagas caso a San Rafael a quien espero no le tengas que pedir ayuda.

12:43 p. m.  
Blogger Andrea Carrillo dijo...

Interesante crítica, considero que la película de Neill Blomkamp hace una mención por varias sociedades tercermundistas que ya viven en condiciones de brechas sociales enormes, y que esta desigualdad afecta diferentes aspectos de sus país.

12:45 p. m.  
Anonymous Mara Dorantes dijo...

Hola señor Héctor zagal, quisiera saber si tiene algún correo electrónico a donde pueda comunicarme con usted, soy la creadora de una página de Facebook llamada Héctor Jesus Zagal Arreguin para presidente de México y la hice en un arranque adolescente en medio de una gran admiración y por cuestiónes escolares también hace algunos años, quiero cederle la administración de la página si es que está usted interesado en ella, cuenta con muchos seguidores y mensajes que no he querido leer porque están dirigidos a usted. Si el nombre de la página no le convence, este puede ser cambiado, no tengo ningún interés más que cederle la página. Soy una joven baja californiana de Mexicali, le dejo mi correo ya que no encontré otra forma de comunicarme con usted. Maradoco_2@hotmail.com

9:54 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal